jueves, mayo 30, 2024

Acciones de Credit Suisse sufren descomunal caída

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

Este miércoles, las acciones del poderoso banco suizo, Credit Suisse, sufrieron su segundo día de desplome en la bolsa de valores. Las participaciones de este prestamista llegaron a valorarse en 80 francos suizos en su mejor momento, pero ahora descendieron hasta los 2 francos suizos. Se trata de la mayor caída de la institución en su historia.

Aunque este banco viene arrastrando serios problemas desde el año pasado, la actual situación en el sector precipitó su situación. En esta oportunidad, su mayor soporte, el Saudi National Bank, anunció que detendría la ayuda financiera que hasta ahora prestaba a la institución europea. El banco árabe afirma que las limitaciones regulatorias le obligaron a tomar esa decisión.

De igual modo, las acciones de este banco que cotiza en la bolsa suiza cerraron en -24% luego de haber estado en -30%. En cuanto a los recibos de depósitos de la institución en Estados Unidos, los mismos experimentaron un bajón del -20%. Esto representa un crudo golpe para la capacidad líquida de la institución.

¿Es posible que las acciones del Credit Suisse se recuperen?

De no recibir asistencia gubernamental, el Credit Suisse y sus acciones estarían condenándose como el próximo derrumbe de gran magnitud en la actual sacudida bancaria. Desde la semana pasada, en Estados Unidos se produjeron tres resonadas quiebras de bancos: Signature Bank, Silicon Valley Bank y Silvergate. Ahora está llegando el turno de los europeos.

Luego del cierre de las bolsas del viejo continente, los reguladores helvéticos trataron de calmar los nervios de los inversores y los clientes. Afirmaron que la institución cumple con los requisitos de capital y liquidez. Asimismo, remarcaron que el Banco Nacional Suizo agregaría liquidez adicional si fuera necesario.

Pero los problemas en la bolsa no son exclusivos de esta institución financiera. Junto con ella, un importante número de bancos enfrentaron ventas masivas de sus participaciones en medio del pánico que estalló en Estados Unidos. En consecuencia, los más golpeados hasta ahora son el Société Générale de Francia, el banco español Sabadell y el Commerzbank de Alemania. Algunos bancos italianos como el FinecoBank, Monte dei Paschi y UniCredit también sufrieron paradas comerciales automáticas.

Se trata de una jornada gris para los bancos occidentales en general, pero las acciones del Credit Suisse parecen llevarse la peor parte. No se debe perder de vista que este banco tiene una trayectoria de escándalos que se remonta a varias décadas atrás hasta el presente.

La retirada de su socio árabe

El hecho de que el mayor proveedor de liquidez de este banco haya decidido retirarse es un golpe bajo. Aunque el destino de sus acciones hubiera sido de descenso, tal como la mayoría de los bancos, este episodio provoca una verdadera hemorragia. Al tanto del daño que eso podría causar, el Saudi National Bank trató de maquillar su posición.

«No podemos [continuar financiando] porque iríamos por encima del 10%. Es un tema de regulación«, expresaron y se apresuraron a subrayar que era poco probable que el banco europeo necesitara más créditos. El presidente el banco árabe, Ammar Al Khudairy, afirmó a Reuters que su institución estaba contenta con el plan de transformación del banco suizo.

Está claro que este intento de matizar la situación no fue exitoso a juzgar por la respuesta de Wall Street este miércoles. Asimismo, el Banco Nacional Suizo con su disposición también desmiente esas optimistas declaraciones de Al Khudairy. Lo que parece evidente es que el banco saudí decidió retirarse ante el reporte del banco europeo sobre su frágil situación interna. Tan fuerte sería la situación del prestamista, que es catalogada como la peor desde la crisis de 2008.

El resultado lógico de todo esto no podría ser otro que la aguda caída de las acciones del Credit Suisse. El año pasado, el SNB adquirió una participación del 9,9% del banco helvético. Esto formaría parte de una estrategia para aplicar una revisión masiva que mejorara el rendimiento de la banca de inversión.

Acciones de Credit Suisse sufren desplome histórico.
Credit Suisse está en serios problemas como consecuencia del fin del apoyo anunciado por el Saudi National Bank.

“Demasiado grande para ser rescatado”

Admitiendo los problemas de liquidez del banco, la intervención del Banco Nacional Suizo sería un motivo de alivio para muchos inversores. No obstante, no todos están de acuerdo en que esa posibilidad sea viable. Uno de ellos es el legendario «Dr. Doom», apodo con el que se conoce al experimentado Nouriel Roubini, quien es experto en predecir desastres, caídas y crisis.

Durante una entrevista en Bloomberg, Roubini dijo que es un hecho que hay bancos que son demasiado grandes para caer. Pero, recalcó que eso también vale para decir que hay bancos que son muy grandes para ser rescatados. El experto no titubeó a la hora de señalar al banco suizo en el segundo grupo. Dijo que no está claro si el sistema federal tenga suficientes recursos para el rescate a diferencia de lo que pasa en Estados Unidos. La cuestión continuó en que el banco necesita recaudar capital y eso debe depender de su capacidad o no para hacerlo.

Además, el popular profeta del desastre expresó que la caída de las acciones del Credit Suisse y una quiebra del banco podrían ser aterradoras. En ese sentido, resaltó que si el derrumbe de Silicon Valley Bank produjo efectos en todo el sistema financiero, la del Credit Suisse podría ser «en orden de magnitud» más dañina.

Ese hipotético escenario podría acercar al sistema financiero a un «Lehman Moment». Con esto último se refiere a la aparatosa caída del gigante Lehman Brothers en 2008.

La situación en el sector “toma un giro siniestro”

El resultado de la actual situación fue el derrumbe de las acciones bancarias en los mercados bursátiles de Estados Unidos y de Europa. Aparte de las acciones de Credit Suisse, las de otros bancos también experimentaron agudos retrocesos. Los mencionados bancos de Francia, España, Alemania e Italia fueron acompañados por los números rojos de sus pares estadounidenses.

Vale mencionar que la caída de los principales bancos se produjo luego de una animada recuperación del día anterior. De tal modo, los bancos regionales Western Alliance Bankcorp (WALL), First Republic Bank (FRC) y Comerica (CMA) ya venían retrocediendo en la sesión previa a la comercialización.

Al otro extremo, en el de los bancos mayores, también hubo fuertes sacudidas. JPMorgan cayó un -4,72%, Citigroup -5,44% y Wells Fargo experimentó cerca del -4%. «La desbandada bancaria ha tomado un giro siniestro«, afirmó a Barrons Susannah Streeter, de Hargreaves Lansdown.

«La preocupación es que los bancos que acumulan grandes pérdidas no realizadas en sus carteras de bonos podrían no tener suficientes reservas si se produce una rápida retirada de depósitos«, agregó. Con el precario estado de las acciones de Credit Suisse, esta última posibilidad se lleva a la máxima expresión.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -