jueves, mayo 30, 2024

BofA sigue pesimista sobre el S&P 500 para 2022, pero señala algunas alternativas

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

El segundo banco más importante de Estados Unidos, Bank of America (BofA), sigue con un análisis pesimista sobre el S&P 500 para 2022. Considera que los retornos a corto plazo y a 12 meses serán en pérdidas para los inversores de este índice. Sin embargo, afirma que algunos sectores dentro del mismo podrían ser la excepción.

En ese sentido, los analistas de esta institución financiera, ponen en 4.600 puntos al índice para finales del próximo año. Debe tenerse en consideración que actualmente el mismo se coloca en 4.790. En palabras sencillas, esto se traduce en un año no recomendable para invertir en las acciones de este importante índice del mercado de valores estadounidense.

Paralelamente, el banco resalta tres sectores que podrían ser de gran desempeño dentro del S&P 500. Es decir, se trata de un conjunto de acciones que estarían escapando a la regla bajista que marcará el 2022. Asimismo, apuntan a un cuarto sector que no es para nada convencional, pero que sus retornos vienen demostrando fortaleza con independencia de la turbulencia que envuelve a la bolsa de valores.

El BofA es pesimista, pero no con respecto a todos los sectores del S&P 500

Como ya se resaltó, el pronóstico del BofA, sigue en terreno pesimista para 2022 con respecto al índice S&P 500. Pide a los inversores detenerse un momento y reflexionar, teniendo en cuenta que las condiciones entre 2021 y 2022 serán radicalmente distintas. Por ejemplo, este será un año de mucha volatilidad debido a los cambios en la política monetaria de la Reserva Federal.

El banco central estadounidense anunció recientemente un plan de recorte de subsidios más agresivo del que se había planificado en noviembre. De esta manera la compra de deuda, valorada en $120.000 millones mensuales, se detendría en seco en marzo. Al mismo tiempo, las tasas de interés subirían entre una y dos veces a partir del mes de junio.

Con estas medidas en la palestra, es de esperar que 2022 sea complejo y con un desempeño del mercado de valores muy distinto, es decir, bajista. Al menos eso es lo que consideran los analistas del BofA. Debe tenerse en consideración que el aumento de la intensidad de los recortes de la FED, están motivados por la creciente inflación en la economía de esa nación norteamericana.

De esta manera, el pronóstico del BofA sobre el S&P 500 en 2022 sigue un sendero pesimista en lo que se refiere a las puestas de capital. A propósito de esto, el encargado de acciones y estrategias cuantitativas de este banco, Savita Subramanian, fue enfático. «La probabilidad de una corrección del 10% en el corto plazo o en 12 meses es bastante alta», manifestó.

El sector de la salud, junto a la energía y las finanzas, están fuera del pronóstico pesimista del BofA. Fuente: Los Angeles Times
El sector de la salud, junto a la energía y las finanzas, están fuera del pronóstico pesimista del BofA. Fuente: Los Angeles Times

Los tres sectores predilectos por el Bank of America

Pero el pesimismo de los estrategas del referido banco no es generalizado. En consecuencia, resaltan 3 sectores que podrían dar buenos resultados a los inversores teniendo en consideración la naturaleza de los mismos. El primero de ellos es el sector de la energía. El desempeño de las firmas correspondientes en 2021 fue sobresaliente con una alta inflación y un precio del petróleo regresando a sus viejos tiempos de fortaleza.

Con números en perspectiva, se puede resaltar que las acciones de Chevron subieron 38%, las de Mobil en 48% y las de ConocoPhillips tuvieron un rally de 81%. En el mismo período de tiempo, los retornos del S&P 500 en su conjunto fueron de 28%. Con esto sobresalen las posibilidades de este sector para 2022.

Por ello, aunque el BofA es pesimista con respecto al índice, dentro de él, la energía es una de las tres excepciones a la regla. El segundo de estos salvavidas corresponde al sector de las finanzas. La inminente subida de las tasas de interés asusta a casi todos en el mercado de valores, menos a las instituciones financieras, encabezadas por los bancos.

Estos últimos prestan dinero a tasas más altas de lo que piden prestado, quedándose con la diferencia en ganancias. Este margen se ampliará en la misma medida en que suban las tasas de interés. El buen desempeño y el aumento respetable de los dividendos, los convierten en buenas opciones para los inversores en 2022.

El sector salud y el bonus

El tercero en esta lista del banco norteamericano es el sector de la salud. Las calificaciones de compra del banco en compañías relacionadas con la salud no son pocas. «Las compañías de atención de salud ofrecen crecimiento y rendimiento a un precio razonable», escriben los estrategas.

Recientemente, el BofA pese a ser pesimista con el S&P, 500 subió el precio objetivo de la firma de seguros Centene en un 10%. Sus acciones las coloca en $93 dólares por unidad desde los actuales $85. Similar pronóstico ofrece para la gigante farmacéutica Eli Lilly, cuya valoración estima en $300 dólares por acción, lo que representa un 10% desde el actual precio.

La cuarta parcela que tendría grandes probabilidades éxito en 2022, sería el sector del arte. Durante los últimos 25 años, el arte superó al S&P 500 en más de 170%. El banco afirma que es una excelente forma de diversificar, puesto que se trata de bienes físicos. Además, el arte no cuenta con ningún tipo de correlación con el mercado de valores, por lo que su volatilidad es mínima.

Este trabajo tiene objetivos meramente informativos. Bajo ninguna circunstancia debe ser asumido como una asesoría o invitación a invertir en ninguno de los sectores descritos.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -