jueves, junio 17, 2021

¿Es el mercado de SPAC una burbuja a punto de explotar?

Ariana Cairo
Soy Licenciada en Estudios Liberales (UNIMET) y Licenciada en Estudios Internacionales (UCV), con especial interés en la economía internacional y nuevas tecnologías para el desarrollo.
- Publicidad -

Te puede interesar

Siempre que la codicia se encuentra con la realidad y los mercados vertiginosos colapsan, los profesionales de Wall Street suelen admitir que sintieron que se acercaba el fin. Las señales de advertencia de una burbuja «eran tan familiares», confiesan tardíamente, que era difícil creer que alguien pudiera pasarlas por alto. En este caso, las «señales» parecen acercarse al mercado de los SPAC.

Una Special Purpose Acquisition Company [Empresa de Adquisición con Propósito Especial] es una empresa sin actividad operativa cuyas acciones se emiten en un mercado de valores con el fin de realizar una futura adquisición o fusión en un sector concreto y antes de un vencimiento determinado.​ Estas cotizan en el mercado con la intención de recaudar capital para la potencial fusión o adquisición de una futura empresa o startup.

Los SPAC surgieron por primera vez en la década de 1980 y durante mucho tiempo fueron relegados. Hasta hace poco, se los consideraba principalmente como último recurso para los negociadores que buscaban recaudar dinero. La pandemia de Covid-19 cambió todo eso. Las tasas de interés bajísimas han impulsado el histórico «rally de todo» en las acciones, Bitcoin, lo que sea. Impulsados ​​por la codicia y el aburrimiento, millones de inversores aficionados, alentados por las redes sociales, se han acumulado en acciones de memes como GameStop y SPAC.

Hablemos de los SPAC

En privado, y cada vez más públicamente, los profesionales financieros advierten que esto terminará mal como burbuja para el público inversionista. Para los cínicos, las únicas preguntas son cuándo y en qué medida.

Cada vez más miembros del ecosistema SPAC, una matriz de financiadores de cobertura, negociadores de capital privado, banqueros, abogados y una variedad de promotores, ven cómo se acumulan los excesos. Señalan valoraciones en las que hay que estar bromeando, revelaciones cuestionables y, lo que es más preocupante, una creciente desalineación de intereses.

Los números cuentan la historia. En 2019, 59 SPAC recaudaron US$ 13.6 mil millones. En 2020, esas cifras aumentaron a 248 y US$ 83,3 mil millones. Durante este año, los totales ya son de 226 SPAC y casi US$ 73 mil millones, y los SPAC representan más del 70% del mercado de OPI. En el camino, importantes actores financieros como Apollo Global Management Inc. y KKR & Co. han prestado a los SPAC la legitimidad de la que carecían durante mucho tiempo.

¿Quiénes invierten en esto?

En un lado de la división están las personas que acuñan SPAC y se enriquecen ahora. Por otro lado, están las personas que compran SPAC y esperan enriquecerse más tarde. La Comisión de Bolsa y Valores ha estado encendiendo banderas rojas.

Naturalmente, los SPAC que pueden encontrar grandes empresas privadas para comprar valdrán la pena para todos los interesados. Generalmente, tienen dos años para cerrar un trato. O también permitir que las empresas eludan el proceso laborioso de llegar al mercado de valores a través de ofertas públicas iniciales anticuadas.

Los SPAC tienen mucho margen de maniobra para valorar los negocios que compran. A diferencia de las OPI tradicionales, donde los resultados financieros están enfocados, los SPAC pueden basar acuerdos completos en proyecciones. Eso, esencialmente, es suficiente para un SPAC.

¿Cuáles son las perspectivas futuras de los SPAC? Los malos augurios de burbuja están por todas partes

Los peligros son los habituales, ya sea que las inversiones en cuestión sean acciones de memes, puntocom, hipotecas de alto riesgo: codicia y arrogancia. Los administradores de fondos dicen que algunos SPAC están apostando por empresas que no hace mucho tiempo estaban luchando por recaudar dinero de inversores privados amantes del riesgo. Se ha convertido en un mercado de vendedores: algunas empresas pasan de un SPAC a otro, buscando mejores condiciones. Los banqueros tienen un término para el juego: un SPAC-off.

«La gente ha ganado mucho dinero y no se dan cuenta de que no es sostenible», dice Sahm Adrangi, fundador y director de inversiones de Kerrisdale Capital Management, un fondo de cobertura con sede en Nueva York que hace apuestas cortas contra empresas, incluidas las SPAC.

Los banqueros sobrios prevén este fin: En 12 o 18 meses, a medida que la cosecha actual de SPAC se acerque al final de su ciclo de vida de 24 meses, algunos fundadores buscarán adquisiciones en lugar de devolver el dinero a los inversores. Tener que cerrar tratos, sean cuales sean los términos, pondrá fin a los días del dinero fácil. Eventualmente, gran parte del mercado SPAC desaparecerá según los expertos, o podría explotar como burbuja.

- Publicidad -

Posts relacionados

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -