viernes, junio 21, 2024

Según los principales bancos centrales, los aumentos de las tasas de interés «están lejos de finalizar»

Isaac Suárez
Isaac Suárez
Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza, han aumentado las tasas de interés en 50 puntos básicos durante la semana pasada, esto de forma alineada con las expectativas inflacionarias.

Asimismo, los mercados reaccionaron negativamente después de que la FED incrementará el miércoles su tasa de referencia en 50 puntos básicos a su nivel más alto en 15 años. Sin embargo, esto ha marcado una desaceleración con respecto a las últimas cuatro reuniones, en las que la FED implementó aumentos de 75 puntos básicos.

No obstante, el presidente de la FED, Jerome Powell, ha indicado recientemente que a pesar de los recientes indicios de que la inflación podría haber alcanzado su punto máximo, la lucha para devolverla a niveles manejables «está lejos de finalizar».

«Realmente existe la expectativa de que la inflación de los servicios no disminuya tan rápido, por lo que tendremos que continuar así». Expresó Jerome Powell, en la conferencia de prensa del miércoles. «Es probable que tengamos que aumentar aún más las tasas para llegar a donde queremos ir», agregó Powell.

Aumentos de tasas de interés realizados por la FED, ubicándose actualmente en 4,5%, un nivel nunca antes visto desde el 2007. Fuente: Investing
Aumentos de tasas de interés realizados por la FED, ubicándose actualmente en 4,5%, un nivel nunca antes visto desde el 2007. Fuente: Investing

Cabe destacar que el jueves, el Banco Central Europeo (BCE), optó por un aumento menor. No obstante, la institución sugirió que necesitaría aumentar aún más las tasas «significativamente» con el objetivo de «controlar la inflación».

Adicionalmente, el Banco de Inglaterra también implementó un alza de medio punto. Además, la institución indicó que «respondería con fuerza» si las presiones inflacionarias comienzan a parecer más persistentes.

Según el Deutsche Bank, las condiciones financieras deberían mantenerse estrictas

Por su parte, George Saravelos, el jefe de investigación de divisas del Deutsche Bank, indicó que los principales bancos centrales habían dado a los mercados un «mensaje claro» de que «las condiciones financieras deberían mantenerse estrictas».

«Expresamos a principios del 2022 que el año se trataba de una cosa: el aumento de las tasas a niveles reales. Por ello, ahora que los bancos centrales han logrado esto, el tema del 2023 es diferente: evitar que el mercado haga lo contrario». Expresó Saravelos.

Por ello, en ese contexto, Saravelos indicó que es notable el cambio explícito de enfoque del BCE y la FED. Esto debido a que los movimientos de bienes por el lado de la oferta, no son suficientes para declarar «misión cumplida»

«El mensaje general para el 2023 parece claro, los bancos centrales rechazarán los activos de mayor riesgo hasta que el mercado laboral comience a cambiar». Agregó Saravelos.

Las instituciones financieras ajustan sus perspectivas económicas

Cabe destacar que los mensajes agresivos de la FED y el BCE sorprendieron un poco al mercado, a pesar de que las decisiones de política financiera en sí, estaban en línea con las expectativas.

La institución financiera alemana, Berenberg, ajustó el viernes su pronóstico de las tasas de acuerdo con los desarrollos de la semana pasada. Debido a ello, pronosticó un alza de tasas adicional de 25 puntos básicos para la FED en el 2023, llevando el pico a un rango entre el 5% y el 5,25% en el transcurso de la tres primeras reuniones del próximo año.

«Continuamos pensando que una disminución de la inflación y un aumento del desempleo muy por encima del 4,5% para finales del 2023, eventualmente desencadenarán un giro hacia una postura menos restrictiva. Sin embargo, por ahora, la FED claramente tiene la intención de aumentar aún más». Expresó el economista jefe de Berenberg, Holger Schmieding.

Las actuales decisiones de los bancos centrales no son referencia para sus políticas a futuro

Por otro lado, el Banco de Inglaterra fue un poco más moderado que la FED y el BCE, además, según los expertos, las decisiones futuras probablemente dependerán en gran medida de cómo evolucione la esperada recesión en el Reino Unido. Sin embargo, el Comité de Política Monetaria de Inglaterra ha señalado reiteradamente su cautela sobre la estrechez del mercado laboral.

Con respecto a ello, la institución Berenberg espera un aumento adicional de 25 puntos básicos por parte del Banco de Inglaterra en febrero. Esto con el objetivo de llevar la tasa bancaria a un máximo de 3,75%, con 50 puntos básicos de recortes en la segunda mitad del 2023 y otros 25 puntos básicos para finales de 2024.

Además, Holger Schmieding considera que en un contexto de sorpresas positivas en los datos económicos recientes, los aumentos de tasas de la FED y el BCE no marcan una «diferencia sustancial», en las perspectivas económicas del banco.

«Aún esperamos que la economía estadounidense se contraiga un 0,1% en el 2023, seguido de un crecimiento del 1,2% durante el 2024. Además, el Reino Unido probablemente sufra una recesión con una caída del 1,1% del PIB en 2023, seguida de un repunte del 1,8% en 2024». Concluyó Schmieding.

Puedes seguir el canal de Telegram KEY ALERTS para estar informado sobre las últimas novedades del Bitcoin, Blockchain, Metaverso e inversiones. ¡La información es poder!

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -