miércoles, agosto 10, 2022

Los estadounidenses más ricos se están enfrentando a un fuerte aumento de impuestos

Isaac Suárez
Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los millonarios de Wall Street se están enfrentando a un fuerte aumento de impuestos, mientras que el resto de los adinerados podrían estar exentos del nuevo plan fiscal. No obstante, hay una excepción grande y evidente: los administradores de fondos de inversión. 

En el caso de que los demócratas logren aprobar el sorpresivo acuerdo fiscal propuesto el miércoles entre el líder del Senado, Chuck Schumer, y el senador Joe Manchin de Virginia Occidental, se finalizaría con la exención fiscal de los intereses transferidos, lo que eliminará un beneficio utilizado por los gestores de fondos de inversión y de cobertura.

Cabe destacar que solo algunos del conjunto de aumentos de impuestos propuestos por el presidente Joe Biden siguen vivos en el Senado. 

En la Cámara del Senado, Joe Manchin ha dejado en claro que solo está dispuesto a proceder con tres medidas fiscales: poner fin a los intereses devengados, aumentar las auditorías del Servicio de Impuestos Internos sobre empresas y hogares adinerados, y un impuesto mínimo del 15% sobre las ganancias corporativas.

Sin embargo, el «American Investment Council», que representa a la industria del capital privado en Washington, criticó fuertemente el nuevo acuerdo fiscal.

«Más del 74% de la inversión de capital privado se destinó a pequeñas empresas el año pasado». Expresó Drew Maloney, el presidente American Investment Council. «A medida que los propietarios de pequeñas empresas enfrentan el aumento de los costos y nuestra economía enfrenta serios obstáculos, Washington no debería avanzar con un nuevo impuesto sobre el capital privado que está ayudando a los empleadores locales a sobrevivir y crecer», agregó.

Los republicanos podrían eliminar la posibilidad de aumentos de impuestos

La propuesta de destacar los intereses devengados como el único aumento de impuestos para los que tienen ingresos elevados, tiene sus raíces en las anteriores negativas de los demócratas por una preferencia fiscal que permita a los administradores de fondos pagar tasas de ganancias de capital mucho más bajas en gran parte de sus ingresos.

Actualmente, la mayoría de los estadounidenses millonarios pueden agradecer principalmente a la inflación por evitar pagos más grandes al Servicio de Impuestos Internos (IRS). 

Además, el senador Joe Manchin ha vinculado su oposición a los aumentos de impuestos para la mayoría de las personas y las ganancias de las pequeñas empresas con el aumento de los precios al consumidor, que, según argumentó, podría empeorar con el plan económico a largo plazo de Biden. 

Al mismo tiempo, actualmente los republicanos están utilizando la creciente inflación como un tema clave en su campaña electoral de mitad de período. Esta estrategia podría llevarlos a tomar el control del Congreso y eliminar la posibilidad de aumentos de impuestos más expansivos.

No obstante, el proyecto de ley «Manchin-Schumer» no está a la altura de las esperanzas de muchos demócratas. Esto debido a la campaña del 2020 que incluyó numerosas promesas de fuertes aumentos de impuestos, produciendo un control unificado del gobierno y del Capitolio. 

«Los estadounidenses comprenden que es prácticamente una locura que haya multimillonarios en este país que obtienen miles de millones de ganancias sin pagar impuestos federales». Comentó el presidente del Comité de Presupuesto del Senado, Bernie Sanders.

Los demócratas del Senado no se desaniman en seguir su estrategia

El presidente Joe Biden, en los primeros meses de su presidencia, propuso una amplia lista de aumentos de impuestos que se aplicarían a las personas que ganan al menos $400.000 dólares al año, que incluyen:

  • Elevar la tasa individual máxima al 39,6% desde el 37%.
  • Duplicar la tasa de ganancias de capital al 39.6%, para aquellos que ganan $1 millón de dólares o más.
  • Finalizar las exenciones fiscales de larga data, como parte de la «base incremental» que permite a los herederos pagar menos por la riqueza que heredan.
  • Una expansión del impuesto a la renta de inversión neta del 3.8% sobre las ganancias de sociedades limitadas y LLC.
  • Poner fin a los beneficios fiscales populares para los inversores inmobiliarios.

Debido a ello, los administradores de patrimonio se movilizaron rápidamente para asesorar a sus clientes, hacer ajustes en sus planes patrimoniales y otras maniobras de ahorro de impuestos antes de finalizar el 2021, cuando los demócratas apuntaban a que comenzarían los aumentos de impuestos.

No obstante, las realidades políticas y el cabildeo, socavaron lentamente el paquete de Biden, mientras los líderes demócratas buscaban el apoyo de los legisladores. Cabe señalar, que los aumentos estaban destinados a financiar inversiones radicales a gran escala en iniciativas climáticas, educación, cuidado infantil y viviendas.

Dejando a un lado la posible perdida electoral en noviembre, muchos demócratas no se desaniman en seguir su estrategia de imponer impuestos a los ricos. Asimismo, diversos demócratas han culpado a los pocos «moderados selectos» por no aprobar más de sus planes impositivos.

Los demócratas están unidos en las reformas de políticas fiscales

Kim Clausing, una exfuncionaria del Departamento del Tesoro, dijo que estaba sorprendida por la unidad que había dentro del equipo de Biden sobre el desarrollo de políticas fiscales.

«Esperaba que fuera algo más conflictivo, que podría haber diferentes opiniones con diferentes prioridades de políticas fiscales por las que tendríamos que luchar». Dijo Kim Clausing, en una reciente entrevista. 

Las ideas de imponer impuestos a los ricos y reformar el sistema de impuestos a las inversiones, se hablaban en círculos superprogresistas hace unos años. Sin embargo, son ideas que ahora están arraigadas en la corriente principal del Partido Demócrata.

«Los demócratas ahora se sienten mucho más cómodos con los impuestos y los consideran críticos para su agenda». Expresó Frank Clemente, director ejecutivo de Americans for Tax Fairness, un grupo que apoya los impuestos más altos para los ricos y las corporaciones.

Por otro lado, los representantes de la cámara, Don Beyer de Virginia y Steve Cohen de Tennessee, presentaron esta semana una legislación que impondría un impuesto a las ganancias no realizadas de los multimillonarios, siguiendo una propuesta de Biden de principios de este año.

«La gente sabe que no es probable que se produzcan cambios en los impuestos federales en los próximos años, dado el probable triunfo de los republicanos en las elecciones de mitad de mandato». Comentó Ken Eyler, director general de la empresa de asesoramiento financiero, Aquilance. Sin embargo, agregó: «si de alguna manera los demócratas amplían su ventaja en el Senado y conservan la Cámara de Representantes, es de esperar que los ricos se apresuren a prepararse».

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -