martes, diciembre 7, 2021

La Lira turca perdió 23% de su valor en 2021

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La moneda nacional de Turquía perdió este viernes un 1% de su valor, uniéndose esta a una serie de caídas desde el mes de septiembre. Se trata de un nuevo desplome pico histórico de esta moneda. La razón por la que la Lira turca perdió parte de su valor esta jornada, fue una inexplicable reducción de las tasas de interés.

En repetidas ocasiones, el presidente de esa nación, Recep Tayyip Erdogan, se manifestó como «enemigo de las tasas de interés». Con ello, el mandatario pretendía llamar inversores extranjeros a la economía de su país. Sin embargo, sus planes no salieron como esperaba.

En ese sentido, la baja de más de 200 puntos de las tasas de interés se produce en medio de una importante subida inflacionaria. Esto provoca un nuevo impulso a la depreciación de la moneda, la cual ya de por sí veía perdiendo terreno desde principios de año. Ahora, el costo de vida para la población aumenta dramáticamente.

Lira turca en su peor momento

Ahora que la Lira turca perdió gran parte de su valor y el desangre continúa, los ciudadanos se están llevando la peor parte. La política de bajar las tasas de interés en medio de una escalada inflacionaria, no es muy recomendada. De hecho, en Estados Unidos, la Reserva Federal desea subirlas debido a la inflación que en septiembre habría alcanzado un 5.4%.

Además, la peor parte del confinamiento debido a la pandemia ya pasó, lo que hace innecesaria una baja de los tipos de interés. Sea como sea, las autoridades de Turquía actuaron y esta vez de una manera que les hace ganar la crítica desde todos los frentes.

El hecho de bajar dramáticamente las tasas de interés en medio de una acelerada inflación, ha sido catalogado como «traición a la patria». Esta última acusación fue formulada por el principal líder opositor al régimen de Erdogan, Kemal Kilicdaroglu del Partido Republicano del Pueblo (CHP).

Así, los últimos días fueron particularmente malos para la Lira turca, la cual perdió 1% este viernes y venía de retroceder 3.5% el día anterior. En lo que va de año, la moneda nacional de esa nación puerta entre Europa y Medio Oriente, ha perdido un 23% de su valor.

Cerca de 20% es la subida de la inflación en Turquía en lo que va de año. La Lira turca perdió más de 1/4 de su valor. Fuente: Banco Central de Turquía
Cerca de 20% es la subida de la inflación en Turquía en lo que va de año. La Lira turca perdió más de 1/4 de su valor. Fuente: Banco Central de Turquía

La inflación destruye el poder adquisitivo de los trabajadores

Durante 2021, la impresionante fuente de ingresos de Turquía por los campos de refugiados, no pudieron hacer nada para salvar su moneda. La inflación sigue siendo el principal enemigo de los salarios de las personas y de las ganancias de los negocios de todos los tamaños. Asimismo, los inversores prefieren mantenerse lejos de una economía que hace erupción ante sus ojos.

En ese sentido, la pérdida de valor de la moneda, conduce a un incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 20%. Los ingresos de las familias han disminuido su capacidad de compra y llevado a una aguda crisis al comercio del país, el cual no encuentra venta para mercancías no esenciales.

En un escenario en que la Lira perdió una cuarta parte de su valor en menos de un año, la nación turca se debate en las consecuencias de esto. Sin embargo, lo peor no ha pasado. Según JPMorgan, el pronóstico de inflación para esa nación era de 19.9% para finales de año. Pero esta predicción era anterior a la reducción de las tasas de interés anunciadas este jueves.

Las autoridades del banco central aseguraron que este año no habría más recortes a los tipos de interés. Esto, motivado al aumento de precios de energía, comida y combustible. No obstante, el daño parece estar ya hecho desde el carrusel de rotaciones de autoridades del banco central, lo cual sembró inseguridad entre los inversores.

La reacción de la oposición

La oposición política a las autoridades gubernamentales lideradas por Erdongan, no tardó en reaccionar a las nuevas medidas. El ya mencionado Kemal Kilicdaroglu, escribió en las redes sociales duros comentarios contra el gobierno. Expresó que las medidas estaban «llevando al país por el camino del hambre». Al mismo tiempo, no dudó en calificarlas como «una traición al país».

Por su parte, Meral Aksener, líder del tercer partido más importante del país, calificó las acciones con palabras de tono fuerte. «Es una decisión irracional realizada por un gobierno frívolo a través de burócratas no cualificados», expresó. El castigo contra la Lira turca, lo respondieron importantes figuras de la política del país.

Entre estas, se encuentra el ex primer ministro, Ahmet Davutoglu, para quien el banco central está sometido a intereses políticos en lugar de luchar contra la inflación.

En testimonios recogidos por el portal Al-Jazeera, se refleja el nivel de incertidumbre de las personas ante el aumento de precios. Uno de los consultados relata que ahora las mujeres salen a hacer las compras y dejan sus principales ayudantes (los niños) en casa. Esto para evitar comprarles dulces y poner en peligro el presupuesto familiar.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -