viernes, octubre 22, 2021

Príncipe saudí del petróleo: «extraeremos la última molécula»

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El hombre más influyente del mundo en cuanto al crudo, Abdulaziz bin Salman, conocido como el príncipe saudí del petróleo, proyectó la estrategia del Reino. Aseguró que trabajarán para extraer hasta la última molécula de este recurso. Considera que el reino siempre será el actor principal del mercado.

El ya conocido impasse entre algunos miembros en las rondas de negociación de la OPEP+ celebradas recientemente, agravó la crisis del cartel. No obstante, se alcanzó un acuerdo entre los dos principales contendientes, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Pero la falta de consenso no es el único desafío que tienen la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+). El próximo desafío es para toda la industria de hidrocarburos a nivel global, relacionado con las metas de emisión cercana a cero para 2050. Pero los saudíes creen que eso último no los perjudicará, de acuerdo a las declaraciones de Abdulaziz bin Salman recogidas por Bloomberg.

¿Por qué el príncipe saudí del petróleo cree que el Reino no tiene obstáculos?

La tendencia de reducir a cero las emisiones contaminantes para 2050, se aplicará a la mayoría de las grandes empresas petroleras. Sin embargo, el príncipe saudí del petróleo, al igual que la mayoría de representantes energéticos de ese país, consideran que el Reino no tendrá problemas. Creen firmemente que mantendrán beneficiándose.

Mientras países y grandes empresas reduzcan la producción para cumplir la meta de cero emisiones, ellos continuarán incrementando la propia. En ese sentido, solo cuando esa tendencia se vuelva inminente e inevitable, entonces, Arabia Saudita bombeará el último barril de crudo.

«Seguiremos siendo el último hombre en pie y saldrá cada molécula de hidrocarburo», expresó el funcionario saudí en un evento privado. Las declaraciones fueron recogidas por una fuente del citado medio de comunicación. En otras palabras, se puede decir que la cúpula de Arabia Saudita cree que la narrativa de cero emisiones y cero demandas, no es problema. Su nación, de cualquier manera, seguirá recogiendo ganancias de ese negocio.

Una opinión similar a la del príncipe saudí del petróleo, la expresó otro funcionario en una entrevista en 2019. Se trata del presidente de la petrolera Aramco, Amin Nasser, para quien, efectivamente, el Reino bombeará el último barril de petróleo «cuando las emisiones netas a cero, se conviertan en la última moda», expresó.

Sin embargo, esto será dentro de mucho tiempo

Aunque la cúpula de ese Reino islámico sunita, considera que serán ellos los extractores del último barril de crudo, afirman que falta mucho para eso. En la mencionada entrevista, el presidente de Aramco, este aseguró que no ve ese escenario en el horizonte en los próximos 10 o 20 años. Mientras tanto, la demanda continuará creciendo.

«No veo un pico en la demanda para dentro de 10 años, ni siquiera para 2040», manifestó. «El crecimiento de la demanda continuará… somos los que producen a menor costo y extraeremos el último barril de petróleo», reiteró.

Este importante funcionario considera que la industria petroquímica no ha dejado de desarrollarse. En consecuencia, mientras esta siga aportando al desarrollo, la demanda continuará creciendo de manera marcada. De esta forma, subraya que presionar hacia un pico de la demanda, perjudica una posible transición energética ordenada.

Arabia Saudita, al igual que casi todos los países petroleros (excepto Rusia, Estados Unidos y otros), es una nación mono exportadora. Es decir, que no tienen otros bienes o recursos que les permitan atraer divisas del exterior hacia su economía. Por ello, es natural que quieran aferrarse a la única fuente de ingresos. Todo esto, aunque la mayoría de los países puje hacia un futuro de emisiones cercanas a cero. En ese tono, se enmarcan las recientes declaraciones del príncipe saudí del petróleo.

De acuerdo al conocido como “príncipe del petróleo saudí”, Abdulaziz bin Salman, el último barril de crudo será bombeado por Arabia Saudita. Fuente: The Arab Weekly
De acuerdo al conocido como «príncipe del petróleo saudí», Abdulaziz bin Salman, el último barril de crudo será bombeado por Arabia Saudita. Fuente: The Arab Weekly.

El acuerdo de la OPEP+ tiende al aumento de la producción

Otro aspecto que resalta en contexto de estas declaraciones, es lo reciente del acuerdo de la OPEP+ el pasado domingo 18 de julio. Después de dos semanas de infructuosas reuniones en las que los representantes saudíes y de EAU, no alcanzaban un punto de concordancia, el acuerdo llegó.

El mismo consistió en el incremento considerable de la producción diaria a partir de mayo del año 2022. Según aseguraron los representantes de ambos bandos, el acuerdo era beneficioso para todas las partes. Asimismo, el acuerdo de producción vigente desde abril de este año, se extiende hasta diciembre de 2022. En agosto de 2021, sería sujeto a modificación, agregando 400 mil barriles diarios a partir de esa fecha.

El mencionado acuerdo garantiza la estabilidad, al menos momentánea, de la organización y evita la temida guerra del petróleo. La última edición de un conflicto similar, entre Arabia Saudita y Rusia, terminó con la caída estrepitosa de los precios del crudo.

«La reunión tomó nota del fortalecimiento continuo de los fundamentos del mercado, con la demanda de petróleo dando claros signos de mejora», resaltó la OPEP en su sitio oficial.

Algunos datos de contexto

Arabia Saudita es la primera exportadora mundial de petróleo y ocupa el segundo puesto de todo el planeta en reservas probadas solo detrás de Venezuela. Su industria, es una de las más poderosas y capaces de todo el mundo, lo que le permite tomar partido de ello.

Recientemente, sus funcionarios, encabezados por el príncipe saudí del petróleo, anunciaron que las reservas de crudo, son un poco mayor de lo que pensaban. Todo ello, da mayor capacidad de maniobra a la monarquía.

Al producir unos 11 millones de barriles de crudo por día, de esta monarquía saudí depende el precio del petróleo. Esto último le permite erigirse como líder indiscutible dentro de la OPEP+. Su contrapeso es Rusia, la nación euroasiática produce una cantidad similar de petróleo.

Las grandes cantidades de petróleo en reserva, más su avanzada industria, dan la confianza al país de mostrarse fuertes. Esta es la razón por la que el príncipe saudí del petróleo y otros funcionarios consideran que la última palabra la tiene Rihad.

La dinastía Saud gobierna esa nación en forma de monarquía teocrática y absolutista desde 1932 luego de la unificación de la península. Desde entonces, se aferra al poder con mano de hierro. Su relación cercana a Estados Unidos, le ha protegido de lo que podrían ser escandalosas violaciones a los derechos humanos.

- Publicidad -

Posts relacionados

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -