lunes, febrero 26, 2024

Déficit de Estados Unidos rompe récord con USD 3,1 billones en 2020

Andreina Iglesias
Andreina Iglesias
Estudiante de Economía, apasionada por las criptomonedas y la Blockchain.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los datos más recientes del Departamento del Tesoro de EE. UU. han mostrado lo que todos nos imaginábamos: El enorme aumento del gasto fiscal ha provocado un aumento histórico del déficit de Estados Unidos.

La mayor brecha en la historia de Estados Unidos

Para el periodo fiscal que concluyó el pasado 30 de septiembre, el déficit de Estados Unidos se ubicó en 3,1 billones de dólares, siendo 2 billones más de lo previsto.

Es importante explicar que el déficit se refiere a la brecha entre el gasto público y los ingresos fiscales. Por consiguiente, podemos ver que estas cifras son el resultado del impulso al gasto mientras que los ingresos fiscales se desplomaron.

En este sentido, este déficit está compuesto por un gasto de $ 6.555 billones y un ingreso fiscal de $ 2.105 billones. En cuanto al año pasado, vemos un aumento del 211% en el gasto gubernamental y una ligera disminución del 1% en los ingresos fiscales.

Gráfico donde podemos observar la evolución del déficit fiscal de Estados Unidos año tras año. Fuente: Bipartisian Policy Center.
Gráfico donde podemos observar la evolución del déficit fiscal de Estados Unidos año tras año. Fuente: Bipartisian Policy Center.

Asimismo, fue tres veces mayor que el déficit de USD 984 mil millones en el año fiscal de 2019.

De esta manera, el déficit como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) subió hasta el 16%; siendo la proporción más elevada desde 1945.

¡El COVID-19 tiene la culpa!

Evidentemente ante cifras como las anteriormente expresas se requieren explicaciones contundentes. El reporte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos explicó que el aumento en el déficit obedece al incremento de gasto para estimular la economía en medio del parón de actividad provocado por la pandemia.

“La mayor parte del aumento en el déficit en relación con el año pasado es un mayor gasto como resultado del alivio del covid”, dijo, según Reuters, Marc Goldwein, un experto en presupuesto del Comité para un Presupuesto Federal Responsable, que aboga por reducir el déficit.

El impacto de la pandemia es evidente. De hecho, el presupuesto del año fiscal de 2020 se divide en dos mitades completamente distintas: antes y después del COVID-19.

En los primeros meses del año fiscal (de octubre a marzo), el déficit fue 8% superior a la tasa del año pasado; en los últimos seis meses (abril a septiembre), el déficit se disparó a ocho veces su nivel en esos meses del año pasado.

Asimismo, el reporte apunta que, hasta marzo, los ingresos fiscales habían estado un 6% por encima del año fiscal de 2019. Pero, de abril a septiembre, los ingresos cayeron un 7% respecto a 2019.

Por consiguiente, a simple vista, podríamos decir que el COVID-19 marcó un claro antes y después en la economía de Estados Unidos.

¿Se puede caer más bajo? ¡Por supuesto!

Puede que estas no sean las peores cifras que veamos. El COVID-19 ha generado demasiados estragos y, con ello, la situación económica mundial empeora con el pasar de los días.

Durante los últimos meses se han estado llevando a cabo las negociaciones para aprobar un nuevo paquete de estímulo (sí, más gasto), pero no han logrado llegar a un acuerdo.

Como siempre, hay dos visiones. Algunos ven el aumento del déficit como un mal necesario. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, aseguró que es necesario para evitar que recuperación económica decaiga y evitar que millones caer en la pobreza.

Ciertamente el nivel de desempleo en Estados Unidos escaló a niveles históricos, al pasar de 3,5 % en febrero a 14,4 % en abril, aunque fue bajando gradualmente hasta el 7,9 % en septiembre.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -