miércoles, agosto 10, 2022

Esta sería la peor inversión de Mark Cuban en el programa de «Shark Tank»

Isaac Suárez
Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La semana pasada, Mark Cuban comentó en el pódcast «Full Send» que luego de invertir casi $20 millones de dólares en 85 nuevas empresas en «Shark Tank», tuvo una pérdida considerable en una de sus inversiones. 

En el 2013, un empresario de nombre «Charles Michael Yim», participó en programa «Shark Tank» para presentar su producto, el «Breathometer». Este nuevo producto electrónico, seria «el primer alcoholímetro del mundo para teléfonos inteligentes», lo cual asombró a Cuban y a los otros inversores del programa al mostrar un accesorio de teléfono inteligente que, según Yim, podía medir con precisión el nivel de alcohol en la sangre (BAC).

Yim entregó a los inversores copas de champán y luego les hizo soplar un dispositivo de plástico que se podía conectar a un teléfono inteligente. Yim afirmó que el dispositivo electrónico podía mostrar en su teléfono lecturas exactas del nivel de BAC y permitía la opción de llamar a un taxi con solo tocar un botón si el nivel de BAC era demasiado alto.

Ya que la presentación fue muy convincente, Yim se convirtió en el primer empresario en reunir a los cinco «tiburones» en una inversión conjunta. Ante ello, Mark Cuban, Kevin O’Leary, Daymond John, Lori Greiner y Robert Herjavec, agruparon una inversión de $1 millón de dólares por una participación del 30%, valorando la empresa de Yim en $3.3 millones de dólares.

Sin embargo, Mark Cuban dijo: «Yo miraba el Instagram de Charles y estaba en Bora Bora. Dos semanas después, había estado en Las Vegas de fiesta, y luego estaba en Necker Island con Richard Branson».

«Le enviaba un mensaje de texto, como ¿Qué diablos estás haciendo? Se supone que debes estar trabajando», expresó Cuban. «Lo siguiente que deben saber es que todo el dinero se fue», agregó.

Un producto sin evidencia científica para respaldar sus afirmaciones publicitarias

En el 2016, Charles Michael Yim dejó a un lado el Breathometer y se asoció con el gigante Philips, para un producto electrónico llamado «Mint». Este nuevo dispositivo de Yim, prometía medir los niveles de compuestos de azufre en la boca para determinar si las personas tenían mal aliento.

«Mint» el producto electrónico desarrollado por la misma empresa que Breathometer, que prometía «detectar las señales que dejan las bacterias dañinas e informar con precisión».
«Mint» el producto electrónico desarrollado por la misma empresa que Breathometer, que prometía «detectar las señales que dejan las bacterias dañinas e informar con precisión».

Sin embargo, en enero del 2017, la Comisión Federal de Comercio (FTC) presentó una denuncia contra Yim y el Breathometer, alegando que la empresa engañó a sus clientes sobre la capacidad del producto para medir con precisión el BAC. Según la denuncia de la FTC, el producto Breathometer «no posee evidencia científica para respaldar sus afirmaciones publicitarias».

Durante ese mismo mes, Breathometer llegó a un acuerdo con la FTC para solucionar la denuncia, lo que obligó a la empresa a notificar y reembolsar por completo a todos los clientes que compraron un dispositivo. La FTC, argumentó que la empresa nunca realizó pruebas adecuadas y afirmaba falsamente, que sus productos estaban respaldados por «pruebas de laboratorio de grado gubernamental».

«El Breathometer fue mi mayor paliza», comentó Cuban en el pódcast.

El Breathometer experimentó un auge en su popularidad luego de su presentación en Shark Tank, obteniendo más de $5 millones de dólares en ventas.

Por otro lado, ante las acusaciones de la FTC, Charles Michael Yim, culpó al fabricante de la compañía por los errores de precisión, he indicó que trabajarían con un mejor socio para Mint.

No puedes juzgar un libro por su portada

En respuesta a las acusaciones de Mark Cuban, Yim expresó que los «comentarios estaban completamente fuera de lugar» y que no gastó el dinero de su compañía en viajes personales. También comentó que «no es justo» que Mark Cuban base la evaluación de sus habilidades como CEO en una serie de publicaciones en Instagram. Además, señaló que su viaje a Necker Island fue para presentarle el Breathometer a Richard Branson. 

Cabe destacar, que en 2015 el lanzamiento de Breathometer fue exitoso y Yim se convirtió en finalista en la competencia «Extreme Tech Challenge» de Branson.

«No puedes mirar las redes sociales de alguien y juzgarlo por ello», expresó Yim. «Así no es como funcionan las redes sociales», agregó.

Sin embargo, Yim reconoció no alinearse con las pruebas adecuadas para algunos de sus productos y dijo que la falta de rigor contribuyó a descarrilar el progreso de su empresa. 

Como dato curioso, hoy en día ni los productos «Breathometer» ni «Mint» están disponibles para su compra en el sitio web de la compañía.

Finalmente, Charles Michael Yim dijo que los inversores podrían recuperar algo de valor de su inversión, ya que la compañía recientemente acordó ser adquirida. Sin embargo, los detalles de esta venta hasta la fecha no son públicos.

Puedes seguir el canal de Telegram KEY ALERTS para estar informado sobre las últimas novedades del Bitcoin, Blockchain, Metaverso e inversiones. ¡La información es poder!

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -