miércoles, septiembre 28, 2022

El Crown Estate llega directo al rey Carlos III y sin impuestos

Jennys Leonett Figuera
Venezolana, profesora universitaria. Bitcoiner y seguidora de la tecnología Blockchain.
- Publicidad -

Te puede interesar

El rey Carlos III ahora tiene derecho soberano sobre una parte de los ingresos de Crown Estate, la entidad de inversión más grande vinculada a la monarquía del Reino Unido.

Efectivamente, el Crown Estate, estimado en más de $ 34 mil millones en activos, ahora pertenece al rey Carlos III. Pero no tendrá que pagar el impuesto de sucesiones del 40% del Reino Unido.

Cabe destacar, que el portafolio del Crown Estate no era propiedad privada de la reina, ni pasó a ser propiedad privada del rey Carlos III. Sino que pertenece al monarca durante su reinado.

En otras palabras, esto significa que el monarca en turno no puede vender ninguna propiedad del Crown Estate, ni tomar los ingresos.

Como dato curioso, el rey Carlos III también recibirá una herencia simbólica. Entre la que se encuentran 32.000 cisnes y un número indeterminado de delfines, ballenas y esturiones.

¿Qué es el Crown Estate?

El Crown Estate es una colección de tierras y propiedades en el Reino Unido que pertenecen al monarca británico como una corporación única. Lo que lo convierte en el «patrimonio público del soberano», que no es propiedad del gobierno, ni parte del patrimonio privado del monarca.

«Crear una prosperidad duradera y compartida para la nación».

Por cierto, desde 1760, los ingresos netos de Crown Estate han sido entregados al Tesoro por el Monarca en virtud de sucesivas Leyes de Lista Civil, aprobadas al comienzo de cada reinado.

Sin embargo, Crown Estate es propiedad del Monarca por derecho de la Corona. Esto significa que el Rey lo posee en virtud de ocupar el cargo de Monarca reinante, mientras esté en el trono, al igual que su sucesor. 

Particularmente, los ingresos provenientes del Crown Estate van a la Tesorería de Reino Unido. Encargada de ejecutar las políticas fiscales y económicas del gobierno.

De hecho, dentro del portafolio del Crown Estate se encuentran propiedades como la mayor parte de Regent Street, una de las calles comerciales más importantes de Londres. Así como la mitad del lujoso distrito de St. James en el centro de Londres, que comprende espacios comerciales, residenciales y de oficinas.

Asimismo, incluye el Hipódromo de Ascot en las afueras de Londres. Donde se reúnen todos los años la clase alta y la aristocracia británica. Además de miles de hectáreas de tierras agrícolas a lo largo y ancho del país.

De la misma manera, alrededor de la mitad de las costas de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte son manejadas por la corporación.

El Crown Estate ahora pertenece al rey Carlos III

El rey Carlos III, ahora tiene derecho como soberano de Gran Bretaña a una parte de los ingresos de Crown Estate, la mayor de las entidades de inversión vinculadas a la monarquía del Reino Unido.

Específicamente, la monarquía británica y sus posesiones, incluidas las joyas de la Corona y la Colección Real de Arte, pertenecen al soberano gobernante. Sin embargo, no son propiedad privada de este y no pueden venderlas para beneficio personal.

No obstante, el rey Carlos III y su familia reciben fondos para sus deberes oficiales a través de la Subvención Soberana. Por lo general, aproximadamente como una cuarta parte de las ganancias de Crown Estate. Ahora bien, Carlos III no paga impuestos de sucesiones por ellos ni por nada que reciba del patrimonio personal de su madre.

¿Por qué no pagará impuestos?

Según Bloomberg, la reina también tenía su propia fortuna personal, en parte a través de los bienes heredados de sus padres. Tenía un patrimonio neto de alrededor de 400 millones de euros, que abarcaba una de las colecciones de sellos y establos de caballos más grandes del mundo, además de sus propiedades inmobiliarias.

Como monarca, el rey Carlos III está exento del impuesto de sucesiones sobre los bienes que recibe en el testamento de su madre.

En cualquier caso, la razón por la cual Carlos III está libre de pagar el impuesto de sucesiones se debe al memorando sobre Fiscalidad Real firmado en el 2013 por la Casa Real junto con el Gobierno.

«Los bienes privados, como Sandringham y Balmoral, tienen un uso tanto oficial como privado. La Monarquía, como institución, necesita suficientes recursos privados para que pueda seguir desempeñando su papel tradicional en la vida nacional».

Finalizo con esta frase de Isadora Duncan: «La mejor herencia que se le puede dar a un niño para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por sí mismo».

Puedes seguir el canal de Telegram KEY ALERTS para estar informado sobre las últimas novedades de Bitcoin, Blockchain, Metaverso e inversiones ¡La información es poder!

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -