viernes, diciembre 3, 2021

7 consejos para invertir

Samantha Jimenez
Periodista freenlance, venezolana curiosa. Me complace trabajar con el periodismo digital e impreso.
- Publicidad -

Te puede interesar

Podemos decir que es común que las personas, independientemente del trabajo que realizan, buscan la estabilidad financiera. Sin embargo, no todos saben cómo lograrlo, aquí, te mostraremos 7 consejos para invertir tu dinero.

Saber cómo administrar tu dinero de manera sana es aún más importante. Sabemos que cuando el dinero está parado, fácilmente accesible y sin destino determinado, es más fácil gastarlo de forma irresponsable e innecesaria.

Por eso, espero que estos 7 consejos para invertir dinero sean de tu ayuda, y que puedas tener la garantía de que, cuando lo necesites, tendrás ese valor disponible, más los rendimientos.

La importancia de destinar dinero de diferentes formas

Algunas inversiones te permiten destinar una pequeña cantidad, mientras que otras requieren un valor más alto para empezar.

Con la retirada, funciona de la misma forma. Hay inversiones que puedes retirar en cualquier momento, como el ahorro, y otras en los que solo verás su dinero de nuevo después de seis meses o un año.

Si investigas el mercado, verás que existen opciones de inversión disponibles para todo perfil de emprendedor, desde el inseguro hasta el más atrevido. Sin embargo, no es aconsejable poner todo lo que tienes (aunque sea poco) en una sola inversión. Mi abuelo me decía de pequeña que nunca pusiera todos los huevos en una sola canasta, y vaya que tenía mucha razón.

Así que, como el mercado financiero sufre muchas oscilaciones, principalmente en economías más frágiles, si colocas todo tu dinero en un solo lugar, en el caso de una caída, puedes sufrir muchos daños o incluso perder todo el valor invertido.

7 consejos para invertir dinero

Ahora, vamos al grano. Si me preguntas por 7 consejos para invertir dinero, te daré los que a mí, en lo personal me han funcionado. Ya que de por sí, son muchos los consejos de inversión que existen en la web, en las redes, familia, amigos y el trabajo. Pero como sabrás no todos se adaptan a todos los perfiles. Acá el primero:

1. No especules, invierte

Uno de los principales errores que comete cualquier persona que se acerca por primera vez a la bolsa es que quiere ganar dinero rápido. «Si invierto hoy 10.000 USD, ¿cuándo se convertirán en 20.000». Nunca. Si vas con esa mentalidad, lo más probable es que acabes muy mal.

La bolsa no va de dar pelotazos ni de ganar dinero rápido, sino de ser constantes y pensar a largo plazo. Nadie, absolutamente nadie, ni siquiera los grandes gestores de fondos o los mejores inversores del planeta saben que va a pasar con el precio de una acción a corto plazo. Y si alguien te dice lo contrario te está tomando el pelo.

Por tanto, el primer consejo que te puedo brindar es que aprendas a diferenciar la especulación (querer ganar dinero rápido y a corto plazo) de la inversión (ver crecer tu dinero poco a poco y a largo plazo). Insisto, a largo plazo, inviertes; a corto plazo, especulas.

2. Busca diferentes opciones

Conozca bien sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para su perfil. Tómese su tiempo y compare alternativas hasta encontrar la que mejor se ajusta. Nunca invierta en productos que no entiendas.

3. Empieza a hacerlo cuanto antes

Creo que la mayoría de los inversores que me leen estarán de acuerdo conmigo en que si pudiesen retroceder en el tiempo empezarían a invertir antes, siendo bastante jóvenes. Los efectos a largo plazo del interés compuesto son espectaculares, y la diferencia entre empezar a invertir unos años antes o unos años después son determinantes sobre el resultado final de la inversión.

Empieza a invertir tan pronto como comiencen a generar ingresos.

4. Destina a largo plazo

Uno de los puntos a considerar al aplicar el dinero es la meta que deseas alcanzar con ese valor. Invierta para el largo plazo. Los mercados suben y bajan, pero a largo plazo suele haber más subidas que bajadas. Sepa mantener el rumbo y no se distraiga con las variaciones diarias.

Siempre de manera coherente con los plazos de sus objetivos, conviene mantener una mezcla de inversiones con distintos horizontes temporales para poder atender a distintas necesidades a medida que se presentan.

5. Evite las modas y los gurús de turno, así como la toma de decisiones emotivas

No persiga los éxitos de ayer. Las rentabilidades históricas no son ninguna garantía de rentabilidad futura. Nadie sabe lo que harán los mercados. La disciplina y paciencia son rasgos importantes para el pequeño inversor. El miedo y la avaricia son sus enemigos. Hay que evitar «comprar caro» cuando los mercados viven momentos eufóricos y «vender barato» en los momentos de crisis.

En cuanto a la disciplina, se recomienda hacer aportaciones periódicas y regulares, aunque sean de pequeña cantidad, en vez de esperar lo que pueden parecer momentos oportunos para invertir cantidades más grandes.

6. Ahorra en las pequeñas cosas

En el día a día, compramos muchas cosas de bajo costo que, por el momento, parecen no afectar nuestro gasto general, ¿no es así?

Sin embargo, al sumarlo todo al final del mes, nos encontramos con una cuenta enorme, llena de «pequeñas cosas». Un consejo para ahorrar más dinero es estar atento a estos gastos menores que, si se reducen, pueden generar una buena economía y permitir que hagas una inversión mayor.

Aquí te dejamos algunos ejemplos:

Al hacer compras de alimentos y productos de limpieza e higiene, puedes dedicar un tiempo mayor para buscar los mejores precios y promociones en los establecimientos. En el caso de la alimentación, invertir en alimentos de la estación puede ayudarte a pagar menos y, además, incluir varios ingredientes que no forman parte de tu rutina.

Si tu preocupación es aquella salida con los amigos, nada impide que reserves una cantidad fija por mes para la diversión. De esta manera, puedes mantener y adecuar tu vida personal sin extralimitarte y perjudicarte financieramente.

7. No creas que puedes ser más listo que el mercado

Nuestro último consejo para invertir radica en no ser más listo que el mercado. En general, cuando hablamos de inversiones hay dos estrategias posibles: la gestión activa y la gestión pasiva.

La inversión activa es un tipo de inversión en el que la decisión de en qué empresas invertir se toma con un criterio propio. Una persona, normalmente un gestor profesional, selecciona una serie de activos que él considera estables y rentables y crea un fondo o una cartera de inversión.

En la inversión pasiva, mientras tanto, los fondos de inversión (fondos indexados se les llama) son réplicas de índices bursátiles como el S&P 500. Si una empresa entra o sale del índice, inmediatamente entra o sale de la cartera de inversión. No hay intervención humana más allá de replicar la composición del índice.

Sus objetivos son:

El objetivo de la inversión activa es lograr una rentabilidad superior a la del mercado; mientras que el objetivo de la inversión pasiva es lograr exactamente la misma rentabilidad que el mercado. En otras palabras, la inversión activa juega a ganar, mientras que la pasiva juega a empatar.

Mi consejo en este caso está claro: No juegues al Jordan Belfort en El lobo de Wall Street. Por mucho tiempo y esfuerzo que le dediques, lo más probable es que no logres superar al mercado. Por tanto, la inversión pasiva (fondos indexados y ETFs) son vuestra mejor opción.

Y siempre recuerda que, si alguien le ofrece una inversión «demasiado buena para ser verdad» lo más probable es que no sea verdad. Nunca confíe en desconocidos que le ofrecen consejos no solicitados sobre inversiones. Nunca comprometa su dinero sin entender la inversión y los riesgos que conlleva, y recuerde que no existe rentabilidad sin riesgo.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -