miércoles, mayo 18, 2022

¿Podrá la industria de las criptomonedas volverse ecológica?

Isaac Suárez
Tecnólogo, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, apasionado por el Criptomundo, las tecnologías emergentes y todo lo relacionado con los mercados globales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Las máquinas de minería de criptomonedas, trabajan las 24 horas para encontrar nuevos bloques por minar de Bitcoin, Ethereum y otras Blockchains.

Sin embargo, para lograrlo, deben competir con otros en todo el mundo para encontrar la respuesta a un complejo rompecabezas matemático, cuya dificultad aumenta a medida que más y más computadoras, conocidas como «mineros», se unen a la Blockchain. 

Todo este proceso funciona (en su mayoría) a través de un protocolo denominado «Proof of work», que consume una cantidad increíblemente grande de energía. Actualmente, el Bitcoin, la criptomoneda más grande del mundo, utiliza este protocolo.

Debido a esto, los gobiernos de todo el mundo están cada vez más preocupados y ya algunos países, como China, han tomado drásticas decisiones como prohibir la criptominería por completo.

La transición a energías renovables para la minería de criptomonedas

En la Laponia sueca, se encuentra escondida una mina. Sin embargo, no está llena de picos y palas, en su lugar está repleta de miles de máquinas minadoras de criptomonedas.

La responsable de esta operación de extracción masiva de tokens es la empresa canadiense, Hive Blockchain, una empresa que emplea energías renovables para extraer criptomonedas.

Actualmente, Hive Blockchain, posee una granja de máquinas minadoras de criptomonedas en Suecia que funcionan en su totalidad con energía hidroeléctrica. La granja de máquinas de Hive, posee una capacidad de 17MW y están equipadas con plataformas de GPU personalizadas y eficientes para extraer Ethereum.

La mina en cuestión, es un almacén ubicado en la ciudad militar de Boden que alberga 15.000 de estas máquinas minadoras.

Instalación de minería de Ethereum a cargo de la empresa de criptomonedas, Hive Blockchain, en Suecia. Fuente: Hive Blockchain
Instalación de minería de Ethereum a cargo de la empresa de criptomonedas, Hive Blockchain, en Suecia. Fuente: Hive Blockchain

La operación sueca de Hive Blockchain está impulsada por una planta hidroeléctrica local en Boden, en el norte de Suecia. La región es famosa por su excedente de electricidad barata y renovable.

«En el norte de Suecia, el 100% de la energía se basa en energía hidráulica o eólica», dijo Johan Eriksson, asesor de Hive.

Pero la gran cantidad de energía necesaria para ejecutar operaciones como las de Hive ha alarmado a los funcionarios suecos.

Finansinspektionen, el organismo de control financiero sueco, está pidiendo a la Unión Europea que prohíba la criptominería debido a su enorme consumo de energía.

«El uso extensivo de energías renovables para la minería de criptoactivos pone en peligro los objetivos climáticos de Suecia», expresó Victoria Ericsson, portavoz del Finansinspektionen. «El desarrollo de vehículos eléctricos, baterías y acero libre de fósiles debería tener prioridad sobre la criptominería», agregó.

¿Es suficiente la descarbonización?

La empresa de criptomonedas Zumo, con sede en Edimburgo, forma parte del «Crypto Climate Accord», una coalición de criptoempresas que tiene como objetivo lograr emisiones cero para la industria de criptomonedas para el 2030.

Kirsteen Harrison, asesora de política climática de Zumo, indicó que la iniciativa está trabajando en una pieza de software que podría verificar las fuentes de energías utilizadas en la minería de criptomonedas.

«Hay bastantes ensayos en curso con eso en este momento», dijo. «Si eso tiene éxito, es de esperar que se filtre al resto del sector». 

Sin embargo, simplemente descarbonizar la producción de criptomonedas podría no ser suficiente, según algunos activistas.

Desde hace algunos años, Greenpeace y otros grupos ambientalistas están pidiendo a la comunidad de Bitcoin que reemplace su protocolo «Proof of work» y lo sustituya por el protocolo «Proof of Stake». Esto, eliminaría el enorme costo computacional de verificar las transacciones criptográficas y produciría una disminución exponencial de la energía empleada por la industria.

Actualmente, Ethereum se encuentra en medio de una larga transición al protocolo Proof of Stake, un movimiento que, según los defensores, reducirá su consumo de energía en más del 99%.

Sin embargo, Harrison expresó, que alejar una criptomoneda como el Bitcoin del protocolo Proof of work, es más fácil decirlo que lograrlo.

«No creo que haya una opción para eliminar la Proof of work, ya que ningún usuario o desarrollador tiene el control absoluto del sistema», expresó Kirsteen Harrison.

Estudios publicados en febrero, encontraron que la minería de Bitcoins se volvió más contaminante a finales del 2021, ya que los mineros desplazados de China acudieron en masa a las regiones que dependen más del carbón y otros combustibles fósiles, incluidos Kazajistán y los estados del sur de los Estados Unidos como Texas y Kentucky.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -