martes, octubre 26, 2021

¿Qué son las burbujas financieras?

Ariana Cairo
Soy Licenciada en Estudios Liberales (UNIMET) y Licenciada en Estudios Internacionales (UCV), con especial interés en la economía internacional y nuevas tecnologías para el desarrollo.
- Publicidad -

Te puede interesar

Cuando comienzas a invertir en acciones o activos, siempre aparece alguien que te habla de las burbujas y que tengas cuidado cuando exploten. Sin embargo, ¿entiendes a qué se refiere exactamente la gente cuando habla de burbujas financieras?, ¿o simplemente tienes una idea a partir de lo que sucedió en 2008? Sea cual sea tu caso, este artículo podría ayudarte.

Para empezar, comenzaremos diciendo que una burbuja financiera es un fenómeno económico generado cuando los precios de una acción o un activo aumentan exponencialmente durante un período de tiempo, muy por encima de su valor intrínseco. Eventualmente, los precios chocan con un límite y luego caen muy rápido, cuando la burbuja «estalla». Las burbujas pueden ocurrir en todo tipo de activos además de acciones, desde bienes raíces y coleccionables, hasta materias primas y criptomonedas.

¿Cómo se produce una burbuja financiera?

Una burbuja financiera es impulsada por la especulación cruda. Tal como mencionamos anteriormente, una burbuja comienza a formarse cuando hay una aceleración creciente en el precio de un activo que supera su valor intrínseco. Eso significa que las personas están dispuestas a pagar cada vez más por ese activo, más allá de lo esperado en función de aspectos como la demanda, las ganancias, los ingresos o el potencial de crecimiento.

Es importante señalar que no todos los períodos de rápida aceleración de precios son burbujas. Por ejemplo, después de una recesión o un mercado bajista, es normal que los precios de los activos se recuperen bruscamente. La diferencia clave es que estos aumentos de precios pueden justificarse en última instancia por los fundamentos, pero los de una burbuja no.

¿Qué hace que estas exploten?

Una burbuja estalla cuando hay un cambio drástico en las expectativas. Por ejemplo, la burbuja podría estallar como resultado de una actividad de venta que ponga nerviosos a los inversores. Consecuentemente, esto generaría un pánico que detone la venta del activo lo más rápido posible y caídas de precios.

Si bien los participantes del mercado pueden intentar frenar tanto el aumento repentino como la caída de los precios durante una burbuja, no hay mucho que puedan hacer más que instar a la precaución. Durante grandes caídas o períodos de intensa volatilidad, la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) tiene un mecanismo para prohibir la actividad comercial en activos individuales para tratar de darle al mercado la oportunidad de enfriarse.

Ejemplos de burbujas financieras

La gente a menudo se refiere a cualquier aumento rápido de los precios como una posible burbuja, pero estos eventos son en realidad más infrecuentes de lo que imagina. No obstante, este fenómeno no es nuevo, y ya tiene antecedentes históricos.

Algunos ejemplos de burbujas financieras ampliamente conocidos son los siguientes:

  • Manía de los tulipanes. Esta podría ser fácil la primera burbuja que todos conocen al momento de estudiar este fenómeno económico. Dio lugar al origen del término «síndrome holandés», pues la manía de los tulipanes golpeó Holanda en la década de 1630 cuando el precio de los tulipanes holandeses subió rápidamente, mucho más allá de su valor. Los precios de los tulipanes se desplomaron solo unos meses después, y las flores finalmente se vendieron por una fracción de sus precios máximos.
  • Burbuja «punto com». A finales de la década de 1990, muchas empresas centradas en Internet presentaron solicitudes de ofertas públicas iniciales (OPI). La industria de Internet entonces nueva y en rápida expansión fue un cambio de paradigma, y ​​muchos inversores estaban ansiosos por invertir. El problema es que se hacía incluso en acciones de empresas que no demostraron tener modelos comerciales sostenibles. Incluso, el colapso de algunas empresas individuales provocó un colapso más amplio del mercado de valores.

Una de ellas fue hace poco más de 10 años

  • La burbuja inmobiliaria estadounidense. A mediados de la década de 2000, comenzó a formarse una burbuja en el mercado inmobiliario estadounidense en medio de una aceleración muy rápida de los precios de la vivienda. Los especuladores comenzaron a vender casas, con la esperanza de obtener ganancias, y el precio promedio de una casa en Estados Unidos aumentó casi un 80% entre 2000 y 2006. Pero las personas que no podían pagar las casas estaban comprando y la burbuja finalmente estalló. Los precios de la vivienda tardaron unos 10 años en recuperarse por completo.

¿Cómo reconocer una burbuja económica apropiadamente?

Es tentador clasificar algo como una burbuja cuando el precio se dispara, pero en realidad es difícil clasificar algo como una burbuja hasta que estalla. No toda la actividad especulativa que estimula los aumentos de precios en primer lugar da como resultado un cambio en la expectativa que hace que el precio caiga bruscamente.

Aun así, es posible reconocer signos de una burbuja cuando el precio de un activo sube por encima y más allá de su valor fundamental. Al identificar el comportamiento que se alinea con las primeras etapas de una burbuja, es posible reconocer una burbuja económica mientras está ocurriendo, aunque es imposible saber si los precios caerán eventualmente y cuándo.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -