sábado, abril 20, 2024

Los bancos estadounidenses se mantienen cercanos a la FED para atender la liquidez

Antonio Cairo
Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

Tras la activación de las medidas de emergencia de la banca central, los bancos estadounidenses siguen utilizando con cautela los fondos prestados. Por un lado, la Reserva Federal reitera su compromiso con el endurecimiento de sus políticas. En otro extremo, esta entidad financiera acuerda un flujo monetario «constante» para dar tratamiento a la crisis bancaria.

Préstamos extendidos

Mientras que se acercan los últimos días de marzo, el sector bancario continúa lidiando con los cambios en las políticas monetarias y el inconveniente de los fondos monetarios. Las entidades financieras se habrían aliviado brevemente con la activación de los mecanismos de emergencia para afrontar la quiebra de algunas instituciones.

Lo ocurrido con Silicon Valley Bank y Signature Bank «encendió las alarmas» en la banca central.

Con la declaración de una «emergencia», por parte de funcionarios de la Reserva Federal, los bancos estadounidenses tendrían acceso a más fondos. En efecto, los prestamistas consolidaron recientemente alrededor de 164 mil millones de dólares, por medio del método tradicional (ventanilla de descuento) y la financiación a plazo.

La Reserva Federal continúa colaborando de cerca con los bancos estadounidenses para mantener vigente el flujo de liquidez monetaria.
La Reserva Federal continúa colaborando de cerca con los bancos estadounidenses para mantener vigente el flujo de liquidez monetaria.

Existe la posibilidad de manejar préstamos extendidos por más días, justo cuando las tensiones del mercado están a flote. «No hay nada aquí que sugiera que las cosas no se están extendiendo», comentó Blake Gwin, estratega jefe en tipos de interés estadounidenses de RBC Capital Markets.

Mientras tanto, el presidente de la FED, Jerome Powell, habla sobre un equilibrio entre endurecimientos y financiaciones. Si bien recalca la intención de sostener los incrementos de tasas por un período «prudente», no descarta la narrativa de mantener una liquidez formidable para los bancos.

Por otro lado, los bancos estadounidenses también «serían cautelosos» ante las métricas de los bonos mencionadas por Powell hace un tiempo, las cuales apuntarían a una recesión. Así lo reseñó Key Alerts.

Ajustes en las garantías

Tomando en cuenta las medidas de emergencia, está presente la posibilidad de un alargamiento de los préstamos. Esto, en cuanto a los períodos demarcados para las respectivas refinanciaciones monetarias. Sin embargo, este panorama traería consigo una serie de entregas de garantías.

Para seguir recibiendo los préstamos extendidos, las instituciones bancarias deberán aceptar programas de respaldo de fondos más «estrictos». Se incluyen «grandes cambios» en los tipos de los valores a corto plazo, junto a modificaciones en los instrumentos a los que los bancos acuden regularmente para obtener su dinero a corto plazo.

Al mismo tiempo, está la preocupación de la conservación de los capitales dentro de la banca, considerando los riesgos de la quiebra. Los depósitos buscan caminos alternativos fuera del sistema, forzando así una recolección de efectivo para un resguardo separado de los retiros.

La inestabilidad en pequeños prestamistas fue crucial para determinar la tendencia de este mes.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -