jueves, junio 13, 2024

Bank of America: «Los inversionistas deben prepararse para el regreso del mundo del 5%»

Jennys Leonett Figuera
Jennys Leonett Figuera
Venezolana, profesora universitaria. Bitcoiner y seguidora de la tecnología Blockchain.
- Publicidad -

Te puede interesar

El Bank of America Corp. advierte a los inversionistas que se preparen para el regreso del «mundo del 5%», que prevaleció antes de que la crisis financiera mundial, el cual marcará el comienzo de una larga era de tasas de interés cercanas a cero en Estados Unidos.

Por su parte, BlackRock Inc. y Pacific Investment Management Co. también señalan que la inflación podría mantenerse persistentemente por encima del objetivo de la Reserva Federal, lo que abriría la posibilidad de que los rendimientos a largo plazo sigan incrementándose.

En sí, este cambio de perspectiva es sorprendente para los mercados, que el año pasado se estaban preparando para una recesión que llevaría a la Reserva Federal a relajar su política monetaria. Ahora, se espera un repunte más sólido después de un difícil 2022 que causó las mayores pérdidas en bonos del Tesoro desde la década de 1970.

Cómo un regreso a un 5% mundial podría romper el mercado, dice Bank of America

Aunque los rendimientos más altos beneficiarán a los tenedores de bonos al aumentar los pagos de intereses, también podrían afectar el gasto del consumidor, las ventas de viviendas y los precios de las acciones tecnológicas de alto rendimiento.

La venta masiva de bonos de la semana pasada ha afectado principalmente a los bonos a largo plazo y ha anulado las ganancias en el mercado del Tesoro en lo que va del año, lo que podría resultar en la tercera pérdida anual consecutiva. También, ha causado una caída en los precios de las acciones, que habían subido considerablemente debido a las expectativas sobre las acciones de la Reserva Federal.

Los rendimientos de bonos del Tesoro a largo plazo se acercan a niveles históricos, afectando el panorama económico

No obstante, aunque algunos pronosticadores de Wall Street aún predicen una contracción económica que ejercería presión a la baja sobre los precios al consumidor, muchos esperan ahora un aterrizaje suave que dejaría a la inflación como el principal riesgo.

También se indicó que la Reserva Federal podría reducir sus tenencias de bonos mientras baja las tasas para hacer que la política sea menos restrictiva, lo que podría poner más presión en el mercado de bonos.

Esto ha llevado a un aumento continuo de los rendimientos del Tesoro, con los rendimientos de las notas referenciales a 10 años alcanzando el 4,33%, cerca del máximo de octubre y el más alto desde 2007. Los rendimientos a 30 años alcanzaron el 4,42%, su nivel más alto en 12 años.

Es importante destacar que los rendimientos aún no han alcanzado la alta prima por plazo que normalmente se espera, ya que las tasas a largo plazo siguen siendo más bajas que las tasas a corto plazo. Sin embargo, esta brecha se está reduciendo, lo que sugiere que los inversores están exigiendo mayores primas para mantener bonos a largo plazo.

Este cambio también se ve agravado por el gasto federal de Estados Unidos, que está generando una avalancha de nueva deuda para cubrir el déficit, a pesar de que la economía se encuentra en pleno empleo o cerca de él. Al mismo tiempo, la decisión del Banco de Japón de permitir que los rendimientos a 10 años aumenten probablemente reducirá la demanda japonesa de bonos del Tesoro estadounidense.

Cambios económicos impulsan la especulación sobre las tasas bajas y la inflación

Entre estos cambios se encuentran los datos demográficos, que podrían aumentar los salarios a medida que los trabajadores mayores se jubilen, un alejamiento de la globalización y los esfuerzos para combatir el cambio climático, lo que implica una transición lejos de los combustibles fósiles.

Sobre este hecho, Kathryn Kaminski, estratega de AlphaSimplex Group, afirmó: «Si la inflación va a ser alta y persistente, no quiero tener bonos a largo plazo».

Por su parte, Jean Boivin, de BlackRock, señala que se está produciendo un cambio significativo en los bancos centrales de todo el mundo. Durante años, estos bancos mantuvieron las tasas de interés muy por debajo de lo que se considera una tasa neutral para impulsar sus economías y evitar el riesgo de deflación.

«Esto ha cambiado ahora. Incluso si la tasa neutral a largo plazo no cambia, los bancos centrales mantendrán una política por encima de esa tasa neutral para evitar presiones inflacionarias».

Finalizo con esta frase de Winston Churchill: «Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies metidos en un cubo que trata de levantar tirando del asa».

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -