miércoles, junio 19, 2024

El combustible aviva de nuevo la inflación: gasolina se encarece en todo el mundo

Jennys Leonett Figuera
Jennys Leonett Figuera
Venezolana, profesora universitaria. Bitcoiner y seguidora de la tecnología Blockchain.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los conductores de todo el mundo están viendo como los precios de la gasolina vuelven a subir. Presagiando una nueva oleada de inflación que ya tiene nerviosos a los gobiernos y bancos centrales.

Sobre este hecho, los futuros de la gasolina en Nueva York alcanzaron esta semana su nivel más alto en 9 meses, creando un efecto dominó que está impactando a las gasolineras alrededor del mundo.

Asimismo, los mercados de combustibles se han tensado por una tormenta perfecta de refinerías clave fuera de servicio y niveles de reservas peligrosamente bajos en centros neurálgicos como el Golfo de México en Estados Unidos y Singapur.

Gasolina se dispara y amenaza con reavivar espiral inflacionaria mundial

Ahora bien, mientras los futuros del petróleo crudo se han mantenido relativamente estables en lo que va del año, los de la gasolina en Estados Unidos se han disparado más de un 20%.

En sí, este resurgir de la gasolina supone un quebradero de cabeza para bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos, que evalúan si necesitan endurecer aún más la política monetaria para controlar la inflación.

Efectivamente, los precios de la gasolina suelen ser un tema políticamente sensible, al tratarse de un gasto diario vital para millones de personas. Junto con la comida y la vivienda, la energía ha sido un motor clave del alza global de la inflación.

Particularmente, en Estados Unidos, la evolución del precio en surtidores será crucial para el presidente Joe Biden en las elecciones del 2024, después de que ordenara la venta masiva de reservas estratégicas de crudo el verano pasado.

Al respecto, Andrew Hollenhorst, economista jefe para Estados Unidos de Citigroup advirtió: «Costos energéticos más altos pueden empujar al alza los precios al consumidor y provocar una renovada inflación de bienes, un sector donde los aumentos de precios se han moderado».

Combustible para el fuego inflacionario: precio de la gasolina se dispara

Ahora bien, según cálculos de Brett Ryan, economista de Deutsche Bank, cada aumento de 1 centavo por galón en Estados Unidos resta unos $1.150 millones anualizados del poder adquisitivo.

Es decir, la caída de $1,30 por galón en el segundo trimestre supuso un ahorro de $150.000 millones para los consumidores estadounidenses, dinero que podrían destinar a otros bienes y servicios.

Ahora, este viento de cola podría convertirse en un fuerte viento de cara que lastre el gasto si los precios siguen subiendo de forma significativa, advierte Ryan.

La escasez de suministros y la fuerte demanda en regiones clave está impulsando la escalada de precios a nivel global

Por ejemplo, en Europa, el precio de la gasolina sube más rápido que el del crudo, aunque este efecto aún no se ha trasladado completamente a las gasolineras.

En Singapur, otro centro neurálgico en Asia, las condiciones del mercado también se han tensionado por las exportaciones chinas, que están por debajo de lo esperado.

A nivel mundial, la oferta de gasolina no se ha recuperado de sus mínimos históricos pese a la nueva capacidad de refino en Oriente Medio y China. Incluso, Estados Unidos registró en el 2022 su mayor expansión en más de una década, antes de que una refinería prevista para cerrar obtuviera de forma inesperada una extensión de su vida útil. 

Como consecuencia, estos incrementos de capacidad no han sido suficientes para compensar una oleada de paradas imprevistas, como la unidad de ExxonMobil en Baton Rouge (Estados Unidos), la refinería Pernis de Shell en Róterdam o la planta de ENEOS en Mizushima (Japón).

De hecho, según Goldman Sachs, los sistemas de refino en todo el mundo son más vulnerables a interrupciones tras funcionar a plena capacidad durante años. Además, la ola de calor sin precedentes en Europa y Asia dificulta el proceso de crudos más ligeros.

En China, el mayor importador mundial de petróleo, varios indicadores apuntan a una demanda pujante. El tráfico en las 15 ciudades con más automóviles ha aumentado casi una cuarta parte respecto a enero de 2021, Al mismo tiempo, las reservas comerciales de gasolina se estiman en sus niveles más bajos desde al menos 2019. Todo esto, de acuerdo a los datos de Baidu analizados por Bloomberg.

Europa sufre para sustituir el crudo ruso

A propósito, en Europa, el consumo de gasolina también se ha recuperado, con aumentos interanuales en Francia, Alemania, España e Italia. Pero la región aún sufre la escasez por las sanciones a Rusia, que privaron a las refinerías locales de petróleo y otras materias primas clave para producir gasolina.

De hecho, el suministro de gasolina también se ha visto limitado por la fortaleza estacional inusual del diésel, que ha llevado a las refinerías europeas a priorizar la producción de este combustible en detrimento de la gasolina, según la consultora Wood Mackenzie.

A manera de cierre, con los gobiernos bajo presión por el encarecimiento del coste de vida, el fantasma de la inflación energética planea de nuevo sobre la economía mundial. Los próximos meses dirán si esta escalada de la gasolina acaba trasladándose a todos los productos, amenazando la incipiente moderación de los precios.

Me retiro con esta frase de Georg Christoph Lichtenberg: «La inflación es como el pecado, cada gobierno la denuncia, pero cada gobierno la practica».

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -