jueves, mayo 30, 2024

Los inversores minoristas japoneses impulsan monedas de mercados emergentes

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

El espacio del mercado mundial Forex que cubren los inversores minoristas japoneses es de grandes magnitudes y abarca un 28%, según el Banco de Japón. Esto permite que la dirección que tomen estos inversores familiares tenga un impacto considerable y efectivo en el mercado de divisas.

Precisamente, eso viene ocurriendo durante las últimas jornadas de cotización y parece que continuará con fuerza. De hecho, los retailers del país asiático están aumentando fuertemente sus posiciones largas en algunas monedas de mercados emergentes (ME). Esto está llevando a esas divisas a altos de varios años.

No se debe perder de vista que los minoristas representan un 88% de todo el volumen de operaciones al contado de divisas en Tokio. Estos datos corresponden a un trabajo reciente de la Asociación de Futuros Financieros de Japón y el Comité de Mercado de Divisas. De tal modo, los inversores familiares de ese país cuentan con una fuerza y con un poder que son determinantes.

Los inversores minoristas impulsan las divisas de los ME

Actualmente, cuatro divisas de mercados emergentes reciben las apuestas de los inversores minoristas japoneses. Estas son el peso mexicano, el rand de Sudáfrica, el zloty de Polonia y la lira de Turquía. Entre estas divisas, los asiáticos acumulan unos ¥147 mil millones de yenes ($1,000 millones de dólares) en posiciones largas netas.

Según datos del Tokyo Financial Exchange, citados por Bloomberg, se trata de la mayor apuesta de los minoristas desde 2021. Asimismo, la principal favorecida entre estas divisas es el peso de México, el cual tiene el mejor desempeño en 6 años.

Un aspecto particularmente llamativo de este interés hacia la estrategia del carry trade por parte de los japoneses es el riesgo. En consecuencia, los retailers no temen a las altas tasas de interés del banco central a la hora de hacer el cambio. De tal manera, los inversores venden yenes de bajo rendimiento para comprar divisas de rendimientos más altos. Algunos de estos movimientos salen mal y se deben cancelar rápidamente. El resultado de esto último son cambios bruscos en los mercados.

De este modo, los inversores minoristas japoneses parecen aprovecharse de las condiciones internas generadas por el banco central. Aunque la estrategia de vender yenes y comprar otras divisas, para aprovechar el diferencial de las tasas de interés, es arriesgado, hasta ahora les está reportando ganancias.

Inversores minoristas japoneses apadrinan a las monedas de mercados emergentes.
Cuatro monedas de mercados emergentes reciben un empujón formidable de parte de los inversores minoristas de Japón. Fuente: Bloomberg

¿Qué pasará con el banco central este viernes?

La inflación en todo el mundo está generando presión entre los bancos centrales para que realicen ajustes a la curva de interés. Sin embargo, las condiciones en Japón parecen no revelar una urgencia para las autoridades de hacer movimientos en la próxima reunión de este viernes. En otras palabras, los analistas de mercado no esperan movimientos en lo inmediato, aunque sí en octubre aproximadamente.

De allí que los inversores minoristas ven la oportunidad de aprovechar las momentáneas aguas calmadas en el panorama macroeconómico. Según analistas consultados en el mismo medio, el eventual ajuste de dentro de dos o tres meses no detendrá el carry trade. Para Tetsuya Yamaguchi, de Fujitomi Securities Co., se producirán liquidaciones dado que se activarán stop loss. Pese a ello, no pasará mucho para que se reanude la tendencia.

Esto último se debe a que las tasas bajas en las cuentas de depósitos en los bancos japoneses continuarán mostrando otro camino a los inversores. En ese caso, se trata del camino que lleva a opciones de mayor rendimiento.

En todo caso, las posiciones cortas en yen enfrentadas a las posiciones largas de las cuatro monedas emergentes apilan un 35%. Como ya se dijo, se trata de la mayor apuesta desde 2021. Asimismo, las tasas de interés representaron un 29% de las ganancias hasta ahora. Para los inversores minoristas, se trata de un riesgo que está valiendo la pena.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -