sábado, abril 20, 2024

Demanda de acciones foráneas agudiza el retroceso del yen

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

Una fuerte demanda de acciones internacionales por parte de los inversores japoneses exacerba el retroceso de la moneda nacional, el yen. Se trata de uno de los peores inicios de año para la moneda de una de las mayores economías del mundo. La debilidad de esa divisa lleva varios meses y las preocupaciones entre las autoridades se hacen más notables.

Aunque las autoridades esperaban un repunte este año luego de un 2023 de penurias, el mal momento parece que continuará. En ese sentido, la alta demanda de activos financieros por parte de los inversores locales se convierte en el principal problema.

Vale la pena destacar que la caída no es provocada por la compra amplia de acciones, principalmente. La misma se debe a la mayor tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Para algunos analistas, existen asuntos puntuales que se deben atender para evitar que la posición de la moneda continúe en picada.

Así, los expertos de Nomura, consultados en Bloomberg, consideran que el sistema nacional libre de impuestos (NISA), es el mayor conductor del retroceso del yen. Si este mantiene su expansión, la moneda podría caer a la franja de 137 yenes por cada dólar de Estados Unidos, alertan.

Demanda de acciones foráneas agudiza el retroceso del yen.
La moneda nacional de Japón, el yen, experimenta un débil inicio de año, lo que coincide con el aumento de la compra de acciones foráneas. Fuente: Bloomberg

¿Hay esperanzas para el yen en el mercado de Forex?

El retroceso del yen no solamente es altamente pronunciado, sino que continúa agudizándose de manera alarmante. En lo que va de año 2024, la moneda ha perdido hasta un 6% frente al billete verde. Esto último sucede de manera paralela con las expectativas de recortes de tasas de interés en EE.UU. A su vez, este hecho llevó a que las cuentas de ahorro individual reaccionaran con cambios.

Esta situación alarma a numerosos analistas dentro de la poderosa economía nipona. Entre ellos está Hideki Shibata, estratega de tasas y monedas de Tokai Tokyo Research Institute. «Están fluyendo más fondos al extranjero de lo que estaba previsto», expresa. Agrega que esto definitivamente continuará generando problemas en el mercado de divisas.

Todavía no existe consenso sobre cuánto se extenderán estas pérdidas para el yen. Tanto los administradores de activos como fondos de cobertura ya tienen posiciones abiertas en la dirección bajista. De igual modo, el banco central del país parece estar listo para poner fin a su política monetaria negativa.

Durante el mes de enero, los inversores japoneses compraron acciones en mercados foráneos por valor equivalente de $8 mil millones de dólares. Si esta realidad continúa, es probable que el retroceso del yen se prolongue por unos cuantos meses más.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -