martes, diciembre 7, 2021

El par GBP/USD inició agosto con cierta calma

Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

Mientras que en sesiones pasadas el mercado se observaba con cierta dificultad para trazar una ruta fija, actualmente parece haber cambios. Con la llegada del mes de agosto, la cotización de la Libra esterlina registró un cambio de tendencia, después de una tanda de rebotes. Frente a la situación de los tropiezos en la economía, el par GBP/USD se ha denotado más estable últimamente.

Desde un punto de vista internacional, la divisa británica cotiza en un par que presenta cambios de rumbo más notorios. No obstante, después de una temporada con mayor turbulencia, la puntuación dejó los fuertes repuntes atrás para posicionarse en un ambiente más calmado.

El nuevo ritmo

Luego de que algunos bancos centrales aseguraran sus posturas frente a los cambios en sus políticas, el mercado se vería con un trayecto más claro para seguir. En el caso del USD, su fortalecimiento surgía cuando la FED planteaba la posibilidad de adelantar los aumentos de las tasas de interés. Sin embargo, posteriormente la tendencia se ralentizó con la llegada de nuevas sepas del COVID-19.

Al mismo tiempo, el par GBP/USD continuaba con un ritmo de mayor volatilidad a comparación de otros pares. Desde principios de junio hasta finales de julio, el precio de la Libra Esterlina venía retrocediendo fuertemente. No obstante, el cierre del mes representó una recuperación del valor bastante marcada.

Llegado el mes de agosto, el enorme impulso se detuvo, dando lugar a una tendencia de movimiento lateral que se mantiene relativamente igual hasta la actualidad.

A pesar de que se había consolidado un alza muy notoria, en los momentos más recientes se denotó un leve retroceso que detuvo momentáneamente dicha volatilidad.

Además de ello, la fuerte alza en el par GBP/USD, que representaba una tendencia a la compra de la divisa, terminó por retornar a una aparente neutralidad. Esto, con un tanto de inclinación hacia la compra, pero más que todo conservando un punto intermedio.

Un cambio de la tendencia

A partir de un mínimo que no se tocaba desde hace varios meses, el precio de GBP se incrementó de manera sostenida durante los últimos días de julio. Desde los $1,36, la Libra esterlina pasaría a situarse por sobre los $1,397.

Ya en días posteriores al comienzo de agosto, se consolidaría un rendimiento que haría contrapeso al fuerte alza anterior. Tal situación llevó a que una leve tanda bajista tomara el escenario hasta la actualidad, donde el precio ya toca por debajo de $1,387.

Gráfica del rendimiento en el par GBP/USD, donde se aprecia un breve retroceso hacia un ritmo lateral luego de tener posiciones volátiles. Fuente: TradingView.
Gráfica del rendimiento en el par GBP/USD, donde se aprecia un breve retroceso hacia un ritmo lateral luego de tener posiciones volátiles. Fuente: TradingView.

Pareciera que por breves instantes el par GBP/USD se ha relajado de tanto ajetreo proveniente de las nuevas preocupaciones de los operadores. Con un ritmo que ya no demarca movimientos verticales tan severos, el precio se encuentra en los $1,386 (al momento de realizarse esta publicación).

Por otro lado, el dólar estadounidense atraviesa un ambiente de incertidumbre ante lo que pueda resultar de las trabas de la pandemia. Sin embargo, la ralentización del crecimiento de GBP pondría al USD en un lugar de interés, considerando qué tanto la confianza de los mercados reactiven su confianza frente a los inconvenientes del momento.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -