jueves, junio 1, 2023

La Comisión Nacional del Mercado de Valores traza el perfil de los españoles que invierten en criptomonedas

EnQuéInvertir
EnQuéInvertir
Este contenido ha sido generado por el equipo de redacción de EnQuéInvertir.
- Publicidad -

Te puede interesar

Empieza a dibujarse una línea ascendente que se reafirma con el paso del tiempo. El interés que muestran los españoles por invertir en monedas virtuales ha pasado de ser algo casi anecdótico a convertirse en una fuerte presión para las monedas reguladas. Es en este escenario de cambio donde irrumpe el último estudio del Banco de España, que señala cómo en 2021 el flujo de transferencias económicas realizadas a base de criptomonedas superó los sesenta mil millones de euros en territorio nacional.

Aunque a simple vista son números que podrían pasar desapercibidos, estos representan casi un cinco por ciento del Producto Interior Bruto y un tres por ciento de todos los activos financieros que circularon el curso pasado por el circuito económico del país. Todo ello, además, equivale al diez por ciento de todo lo que se mueve en el mapa cripto a nivel europeo. Con esta medida flotando en el ambiente, la pregunta que surge en el plano periodístico resulta obligatoria: ¿cuánto saben los ciudadanos patrios sobre activos digitales?

Encuesta de la CNMV sobre los activos digitales

A esta pregunta responde precisamente la encuesta que acaba de presentar La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyos resultados muestran, entre otras cosas, que siete de cada diez personas del territorio nacional afirma saber qué son las divisas electrónicas y cómo funcionan. Cabe destacar que el punto de partida del sondeo elaborado por la CNMV se apoya en un modelo de más de mil quinientos encuestados, donde los hombres con menos de treinta y cinco años de edad se posicionan como el perfil predominante.

Estamos ante un dato revelador que viene acompañado de otro que se mueve en la misma sintonía y que está ofrecido por el Banco de España: el doce por ciento de la población tiene en su poder monedas digitales. Aunque estas siguen permaneciendo a la sombra de lo que acontece en la Bolsa, moviendo un volumen seis veces menor, lo cierto es que registran una evolución alcista, a diferencia de lo que ocurre con la compraventa de acciones, que descendió en un doce por ciento durante el pasado ejercicio.

La encuesta cocinada por la Comisión se centra de igual modo en poner de relieve la manera en la que los usuarios se desenvuelven dentro del mundo cripto. Los números son esclarecedores: el setenta por ciento confirma haber invertido su dinero en estos productos más de una vez y sin necesidad de tener un colchón económico especialmente fuerte. En la dirección contraria se manifiesta el treinta por ciento restante, donde hay quienes aseguran haber probado con depósitos de esta índole sólo en una ocasión.

En cualquier caso, los puntos más elevados que alcanza el flujo de transacciones cripto coinciden casi siempre con la celebración de eventos futbolísticos destacados, en torno a los cuales se concentra un voluminoso caudal de apuestas deportivas con Bitcoin y otras monedas igual de potentes, como Ether, Ripple o Monero. Además de esto, la participación también suele ser buena cuando los activos tradicionales se devalúan en los mercados regulados.

La encuesta de la CNMV concluye, por otra parte, que cuatro de cada diez ciudadanos confiesa tener en estos momentos algún activo digital en sus billeteras electrónicas, aunque sin superar los cien euros de inversión. Tampoco las mujeres que superan la treintena de edad guardan mucho interés por operaciones de esta naturaleza. Sin embargo, no descartan confiar en criptomonedas a medio o largo plazo, cuando la volatilidad deje índices más pequeños.

Finalmente, dentro de los motivos que llevan a los españoles a embarcarse en este universo resaltan fundamentalmente un par ellos. En primer lugar, el objetivo de conseguir altas rentabilidades en tramos de tiempo bastante cortos.

En segundo lugar, el convencimiento de que en los próximos años los activos digitales se convertirán en la modalidad de pago principal en la mayoría de los países. A diferencia de esto, la población más moderada elige contenerse argumentando falta de estabilidad en estos circuitos financieros y de una regulación central que respalde las operaciones.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -