lunes, febrero 26, 2024

Dólar estadounidense se quedó sin combustible en la recta final de 2023

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

En el último tramo de 2023, el dólar estadounidense se quedó sin fuerza de manera impactante frente a sus principales rivales. De esta manera, el papel verde del tío Sam se prepara para cerrar un año negativo por primera vez desde 2020. En ese entonces, la pandemia del Covid-19 irrumpió en la escena y llevó a políticas monetarias favorables a un rally de los activos de riesgo.

Uno de los ganadores de esta situación fue el euro, el cual experimenta un positivo 3.4% frente al USD. Para tener una idea más completa de este desinflamiento del dólar, vale la pena dar un vistazo al dollar index. Se trata de un índice que compara el rendimiento del billete verde frente a una canasta con las principales monedas. Así, el mismo presenta un negativo de 2% en diciembre, 4.6% en el último trimestre y 2.1% en el calendario anual.

Cabe resaltar que el euro no fue el único en presentar saldo positivo frente al dólar este 2023. También lo hizo la libra esterlina (5.2%), el franco suizo (8.4%) y el peso mexicano (14.6%). En el bando de los perdedores se coloca el yuan chino, el cual perdió 3% frente al dólar como consecuencia de los malos augurios de su crecimiento económico.

No se debe perder de vista que el desplome anual del dólar de EE.UU. se produce durante las últimas semanas como consecuencia de los anuncios de la Fed. En ese sentido, las fuertes políticas monetarias comenzarían a abandonar la escena en 2024.

Dólar estadounidense se quedó sin combustible en la recta final de 2023.
El euro se ubica en un máximo de 5 meses frente al dólar estadounidense. Fuente: Bloomberg

Dólar estadounidense se enfrenta a un 2024 muy duro

El hecho de que el dólar estadounidense se quedó sin fuerza en la recta final de 2023 se puede entender de distintas maneras. En primer lugar, la época de Navidad activa notablemente la actividad económica. Esto lleva a que los capitales salgan de la moneda para incorporarse a un período de alta circulación.

Pero el aspecto de mayor impacto en el desplome del billete verde son los anuncios de la Fed de tres recortes de tipos en 2024. Básicamente, reducir la tasa se traduce en crecimiento del apetito por las acciones de riesgo. Así, los capitales abandonan la protección del USD para dirigirse a la arena de la renta variable.

De esta manera, el año 2024 será de alto crecimiento, mejoría de las acciones y de bajos rendimientos de los bonos del Tesoro. Esta es la mezcla perfecta para que los capitales no tengan nada que hacer en el dólar. No obstante, esto se traduce a los capitales de origen estadounidense.

Al otro extremo, la moneda europea tiene un desempeño más positivo de lo que debería, suponen desde Bloomberg. En consecuencia, el euro estaría sobrecomprado y su actual rally podría morir antes del verano.

Las posibilidades de recesión en la UE son infinitamente mayores a las de EE.UU., a juzgar por el terremoto macroeconómico de Alemania. Esta perspectiva llevaría nuevamente a los capitales europeos a abandonar la moneda y buscar refugio en el dólar estadounidense u otros activos defensivos.

Finalmente, las monedas de mercados emergentes no son tan dignas de atención. Nicholas Colas, de DataTerk Research, citado en CNBC, explica que hay un caso raro en el que las monedas de los «ME» tienen un desempeño menor a las de mercados desarrollados frente al USD.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -