martes, julio 16, 2024

Bancos centrales analizan las enseñanzas de la gran inflación

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

La época de la gran inflación deja muchas enseñanzas a los bancos centrales de todo el mundo sobre las formas de evitar una situación similar. Actualmente, los especialistas de todo el mundo buscan alternativas a los libros de texto sobre política monetaria considerando los daños a la economía.

Básicamente, la Fed está aplicando una receta que causa estragos en el crecimiento económico para lograr el objetivo de inflación. En ese sentido, los críticos se preguntan si eso es necesario o de si pudo evitarse llegar a ese punto. De allí que uno de los principales centros de debate son los estímulos, por un lado, y la flexibilización cuantitativa, por el otro.

Por otra parte, existen algunos expertos que consideran que el objetivo de la inflación debería cambiar. En otras palabras, las condiciones para el 2% ideal parecen no ser coincidentes en esta nueva etapa. Por ello, expertos como Olivier Blanchard, ex jefe economista del FMI, considera que el objetivo inflacionario debería subir al 3%.

La actual etapa inflacionaria en Estados Unidos se convirtió en la mayor desde la década de 1980. Las autoridades todavía luchan por bajar los precios sin tener precisión de cuál será el impacto en la economía. Aunque la Fed sueña con un aterrizaje suave, los temores de recesión todavía son fuertes.

Bancos centrales buscan enseñanzas de la gran inflación
Los bancos centrales de las principales economías se encuentran embarcados en agresivas agendas de subidas de tipos de interés. Fuente: Bloomberg

Las enseñanzas de la gran inflación

Pero si hay algo que dejó claro el período de la gran inflación es que los estímulos son un elemento de mucho peligro. La burbuja del dinero fácil durante la época de la pandemia se extendió de tal manera que fue imposible contener medianamente los precios.

Cuando la inflación se tornó insoportable y amenazaba con las dos cifras, se acordaron medidas extremas en cuanto a política monetaria. Ahora, las subidas de tipos parecen amenazar el crecimiento económico alcanzado durante la pandemia. Asimismo, el sector empleo probablemente sea la siguiente víctima entre el ahora y el objetivo del 2%.

Entre un grupo de funcionarios de bancos centrales entrevistados por Bloomberg, existe la creencia de que todo esto se pudo evitar. De cualquier manera, consideran que esas instituciones deben tener un rango mayor de flexibilidad para evitar que la política monetaria dañe la economía.

Se trata de un tema complejo en el que se ponen en entredicho las enseñanzas de la ortodoxia dominante. Pero el punto de cuánta flexibilidad pueden permitirse los bancos centrales es uno de los tres puntos que están ahora bajo escrutinio en todo el mundo.

Los otros dos asuntos que deja pendiente de discusión la época de la gran inflación es: los méritos de coordinación de monetaria y fiscal y la eficacia de la compra de activos.

En lo que concierne a la subida del objetivo de inflación al 3% hay un verdadero campo de batalla. Si bien, muchos no lo consideran una idea descabellada, al menos piensan que antes de abordar ese punto se debe resolver el actual. En palabras simples, lo principal ahora es llegar al 2% para tener credibilidad de que se puede solucionar el problema.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -